Admiten que Julio Alegre no puede justificar sus bienes contablemente

Uno de los abogados defensores del ex intendente, reconoció que Julio Alegre "no puede justificar" su patrimonio, aunque aclaró que los mismo no provienen de delitos. Además, dio a conocer algunos de los argumentos que utilizará en la apelación del procesamiento del ex jefe comunal como jefe de asociación ilícita.
Rafael Cúneo Libarona, uno de los abogados defensores de Julio Alegre, presentó este miércoles los argumentos que se utilizarán en la apelación del procesamiento del ex intendente como jefe de una presunta asociación ilícita en perjuicio de la municipalidad capitalina.

El abogado aseguró que "hay un gran desbalanceo en la ponderación de los roles que cada uno de los integrantes de esta supuesta asociación ilícita tuvo en el municipio. Hay dos empleados de la Municipalidad que son detenidos con dinero. Estas dos personas fueron a cobrar unos cheques entregados por un alto funcionario del municipio y fueron finalmente imputados de la comisión del delito de asociación ilícita en calidad de miembros. La persona que les entregó el cheque, también es miembro, no puede ser que el jefe que ordena a un empleado que cobra $200 tenga la misma condición que el propio empleado".

Con respecto a la situación de Marta Feijóo, procesada como una de las jefas de la asociación ilícita, manifestó "se la pone en calidad de jefa, sin embargo en un caso paralelo y similar al de ella, como el del joven Fernández -testaferro de la compra de un departamento- él obtiene la falta de mérito".

"Alegre jamás fue indagado por el delito de peculado, sin embargo en la resolución lo consideran penalmente responsable por ese delito. Esto quebranta el principio de congruencia", afirmó y agregó que "en las primeras 180 fojas de este expediente en ningún momento se menciona Alegre, sin embargo aparece un llamado anónimo en el que se solicita la declaración del testigo Albornoz, y ese mismo día es citado y declara. A partir de ahí la investigación se disparó hacia Farías y hacia Julio Alegre".

También manifestó que "Alegre reconoció la tenencia de propiedades. Tenía ingresos que no son provenientes de delitos pero que no puede justificar contablemente porque tiene, como todos, un patrimonio oculto hacia la sociedad, que tampoco se tiene que exhibir. Él fue desde muy chico ahorrando dinero, juntando bienes y hoy se encuentra en una situación en la que tiene que justificar un patrimonio y no lo puede hacer".

Finalmente, Cúneo Libarona admitió que la defensa tiene " un punto flaco que es el enriquecimiento ilícito, por una huérfana situación probatoria para acreditar ese delito. Pero de ninguna manera aceptamos la asociación ilícita que nos parece un verdadero disparate".

Comentá la nota