Admiten la idea de que Cobos enfrente a Kirchner en 2009

El intendente de Pergamino, Cachi Gutiérrez, reconoció que hay sectores que impulsan este proyecto. Pero él cree que Cobos “resistirá” y no renunciará. Por lo pronto, el jueves hará un acto en San Pedro. El diálogo con Felipe Solá y las duras críticas al radicalismo orgánico bonaerense
“Lo que no mata, te fortalece”, razonó munido de sentido común Nietzsche. Esa idea podría caerle a la perfección a la situación que por estos días atraviesa el vicepresidente Julio Cleto Cobos, increíblemente uno de los principales opositores al Gobierno del que él mismo forma parte.

Paradoja o no de la Argentina, lo concreto es que las furibundas críticas que desde el oficialismo K emanan hacia Cobos no hacen más que posicionarlo como el principal adversario. Néstor Kirchner fue el primero, el viernes en el acto por el Día de la Lealtad, que desató la soga de la catapulta de críticas al hombre del voto no positivo. Luego le siguieron desde el ministro del Interior, Florencio Randazzo, hasta la filosa espada kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi.

Básicamente, todos lo trataron de desleal por ese voto contra la resolución 125, el cual produjo

un quiebre en la política vernácula. Hoy, Cobos parece líder de la oposición y sus seguidores en la Provincia se preparan para presentar lista propia en los comicios de 2009.

Tanto es así que un importante sector de dirigentes que lo acompañan ya le propusieron que el año próximo renuncie a la vicepresidencia, para enfrentar a Néstor Kirchner en las urnas, en las legislativas. Los más envalentonados aseguran que la cuestión del domicilio no sería un problema para medir fuerzas, cara a cara, con el mandamás del PJ.

Héctor “Cachi” Gutiérrez, intendente de Pergamino y uno de los principales operadores de Cobos en Buenos Aires, reconoció en diálogo con La Tecla en vivo (cadena Río 88.7) que esta posibilidad existe. De hecho, pasado mañana el vicepresidente realizará un acto en San Pedro, donde se lanzará la junta promotora del incipiente partido (ConFe) para la

Segunda Sección Electoral.

La situación de Cobos en el Gobierno pende de un hilo. Ni siquiera le autorizan las partidas de dinero, de caja chica, para comprar resmas de papel. Su despacho en la Casa Rosada está vacío desde los días más álgidos del conflicto con el campo.

En política nada es descabellado. Y aunque puede leerse como un notorio retroceso en la carrera política, algunas de las personas que secundan a Cobos creen que enfrentando a Kirchner terminaría por sepultar el actual proyecto “hegemónico”. Y se transformaría en “el” candidato para 2011. Hoy, Cobos tiene mejor imagen positiva que Kirchner en territorio bonaerense, según reflejan todas las encuestas. Pero la imagen positiva no siempre se traduce en votos. Y K es el oficialista que mejor mide en el principal distrito del país. “Es una lástima que en vez de estar discutiendo el tsunami que se viene, estemos en esta diatriba que no aporta nada”, leyó Gutiérrez, que no avizora una renuncia de Cobos.

El jefe comunal de Pergamino es una de las personas que dialoga con Felipe Solá, otro de los hombres con buenos dividendos en las encuestas postconflicto agropecuario.

“Es una persona que respeto mucho. Siempre se ha caracterizado por tener autonomía de vuelo. Y ahora ya ha movido la ficha”, se limitó a decir el intendente, que integra la primera línea de fuego del cobismo provincial junto a su colega Mario Meoni (Junín) y al diputado nacional Daniel Katz.

-¿Cobos es o no desleal?

-(Gutiérrez) La deslealtad es del Gobierno con los compromisos asumidos y los programas prometidos.

-¿Entonces, el Gobierno es desleal?

-Sí, hay un menú de deslealtades. Por ejemplo: la desinstitucionalización del país, los escándalos de corrupción o los conflictos inexplicables como el del campo. Ya advertimos en las economías locales los primeros signos de desocupación, mientras el Gobierno los sigue ignorando. Eso es deslealtad.

-El kirchnerismo lo desilusionó.

-Tengo una doble frustración: me fui de la UCR, y no me arrepiento, porque a nivel bonaerense es un partido perimido, obsoleto, clientelista, de espaldas a la sociedad, que sirve para los intereses de dos o tres vivarachos, como Storani y Moreau. Kirchner, en tanto, está rodeado de los sectores más cuestionados del PJ, como los intendentes del Conurbano.

-¿Seguirá Cobos en las actuales condiciones?

-El es un hombre que se aferra a sus compromisos. Va a resistir tres años porque está dispuesto, es muy resuelto y además es testarudo.

Esteban M. Trebucq

Comentá la nota