Admiten que hubo un error en la concesión de área minera en Andalgalá

Admiten que hubo un error en la concesión de área minera en Andalgalá
El juez de Minas Raúl Guillermo Cerda admitió que hubo un error al conceder un área minera en la zona en la que se levanta la ciudad de Andalgalá. La mina identificada como Pilciao 16 fue concedida en el 2006 a la empresa Billiton. Por un error de la empresa al pedir el área y de los organismos técnicos al concederla no se advirtió que se trataba de una zona urbana. El Código de Minería establece que no se pueden realizar actividades de exploración en zonas urbanas.
El magistrado se preocupó por transmitir tranquilidad a la población andalgalense y explicó que ante la polémica que se generó en diciembre la empresa desistió del pedido y el Juzgado delimitó la zona en la que es posible la búsqueda de minerales. Billiton continúa su actividad en las otras áreas ya que tiene varios pedimentos otorgados en el departamento Andalgalá.

Cerda aclaró que en esa zona no se había realizado ninguna tarea desde que fue otorgadas por tratarse de una zona prohibida por la legislación vigente.

La noticia acerca de que Catastro Minero y el Juzgado de Minas de la Provincia había concedido a una empresa de capitales internacionales los permisos de prospección y exploración de una mina ubicada justo en el subsuelo de donde está ubicada la ciudad de Andalgalá generó revuelo en toda la población.

"Hubo un error de la empresa, obviamente al solicitar la zona para explorar y eventualmente explotar en las coordenadas", explicó. Los pedimentos para la exploración y eventual explotación se canalizan a través del Juzgado que lo remite a la Dirección de Minería. El organismo técnico Catastro Minero grafica el pedimento y le informa al juez si la zona está libre, si existe superposición con otro concesionario o si tiene algún obstáculo. Según comentó el juez fue un informe de Catastro Minero el que no había advertido que existía una zona urbana pero tampoco la empresa tenía intención de explorar en la ciudad de Andalgalá. "Ese error involuntario muy burdo en la graficación del pedido fue lo que provocó que se acepte el pedido sin haber constatado que caía en la ciudad de Andalgalá", dijo al explicar la decisión del magistrado de conceder el área. El juez aclaró que son los organismos técnicos de la Secretaría de Minería los que le otorgan la información para dictar las sentencias con respecto a los pedimentos.

"Fue un error involuntario muy burdo que no puede ocurrir.Eso provocó que salga la concesión". Guillermo Cerda, el juez responsabilizó a catastro minero.

Comentá la nota