Admiten que "era de esperar" que el dengue llegara a la Ciudad

Lo dijo el director del Instituto Pasteur y advirtió que "pueden seguir apareciendo" casos autóctonos de la enfermedad. Ayer se confirmó que cinco personas se infectaron en Capital y el Gran Buenos Aires.
"Era de esperar". Así, con esas palabras, el director del Instituto Pasteur, Omar Lencinas, admitió que era previsible que se produjera un brote de dengue en la Ciudad de Buenos Aires y se lo adjudicó a la gran cantidad de gente que va y viene a provincias del norte y países limítrofes.

Lencinas hace referencia a los 5 casos autóctonos confirmados ayer en el Área Metropolitana, dos en Capital y tres en el Gran Buenos Aires (GBA). "Lamentablemente no alcanzó" la campaña de prevención, reconoció el profesional y llamó a "profundizar el trabajo en el invierno", estación en la que "por suerte" disminuirá la actividad del Aedes aegypti, el mosquito transmisor de la enfermedad.

El investigador ratificó que, hasta esta semana, "no había registros" de dengue autóctono, sino sólo de personas que se habían contagiado al estar de viaje por provincias del interior o países limítrofes. Los dos primeros casos confirmados ayer por el ministro de Salud de porteño, Jorge Lemus, corresponden a dos hombres que viven en barrios del norte y el centro de la ciudad, aunque se negó a detallar cuáles.

Su par bonaerense, Claudio Zin, informó que, dentro de la Provincia, contrajeron la enfermedad una joven de 27 años de La Tablada; una nena de 12 años, de Villa Celina; y un hombre de 64 años de Ciudadela. Los casos fueron confirmados por el Instituto Nacional de Enfermedades Virales, Julio Maiztegui, de Pergamino. Allí están registrados, además, 49 casos importados del GBA y 54 en Capital.

Comentá la nota