Admiten la crítica situación financiera de la empresa EDECAT

Uno de los integrantes del directorio dejó en claro que tienen serios problemas económicos porque la recaudación propia no alcanza.
El abogado Sergio Díaz, integrante del directorio de la empresa EDECAT, admitió que la empresa atraviesa una crítica situación financiera. Lo atribuyó a diversos factores: embargos del grupo Taselli sobre las cuentas de EDECAT; la deuda de los municipios, los intereses por el atraso con la compañía mayorista Cammesa, la energía que la empresa no puede cobrar por la gran cantidad de usuarios colgados, déficit operativo y el elevado costos de los insumos.

Por primera vez, los representantes del Estado en la empresa privada admitieron la profunda crisis por la que atraviesa tras nueves meses de gestión desde que el Gobierno ejecutó la garantía prendaria, en octubre del año pasado, y se quedó con el 51% de las acciones de la empresa privada. "Es el momento más crítico", dijo y negó la posibilidad de que el Estado abandone la prestación del servicio.

En declaraciones a Radio Ancasti, Díaz reconoció que EDECAT "es una empresa financieramente deficitaria". Admitió que se lleva adelante un proceso de negociación de la deuda con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico y aseguró que no habrá restricción mientras se intente llegar a un acuerdo entre deudor y acreedor. Como informó este medio, la distribuidora local tiene una deuda acumulada de 20 millones entre vencimientos e intereses por la compra de energía y quedó en el primer lugar del listado de morosos.

Al referirse a las causas que originaron la deuda con la compañía mayorista, Díaz aludió a los embargos que pesan sobre las cuentas de la empresa y que provienen del grupo Taselli, quienes tuvieron la concesión del servicio hasta que el Estado decidió tomar las riendas de la empresa. Según relató, Taselli había generado deudas a EDECAT. "Es decir aparecía documentación como que se había prestado a EDECAT a través de otras empresas y eso es lo hoy se está cobrando a través de juicios ejecutivos", comentó.

También informó que hace 15 ó 20 días la empresa obtuvo una medida cautelar de la Justicia Penal Provincial en la que se cuestiona la legalidad de los préstamos porque que no contaban con la autorización de los órganos societarios. Por tal razón se pidió un blindaje a las cuentas bancarias de la empresa para que no lleguen embargos a la cuenta de EDECAT, provenientes de otras empresas del grupo Taselli.

Comentá la nota