Admiten amparo juecista contra Decara, pero la Provincia apelará

El juez Maciel volvió a declarar nula la designación del "ombudsman" / Ante la apelación de una medida idéntica, una Cámara Civil lo sostuvo en el cargo.
Tal como resolvió hace un año ante un amparo similar, el juez en lo Civil y Comercial Manuel Maciel, declaró ayer la nulidad de la polémica designación de Mario Decara en la Defensoría del Pueblo de Córdoba, por parte de la Legislatura provincial.

En esta oportunidad lo hizo al admitir un amparo y una medida cautelar presentada por el cura Nicolás Alessio, quien en setiembre de 2008, ante el debate previo a la nominación de Decara, había sido propuesto por el juecismo para ocupar el organismo de control.

Finalmente, el cargo fue para Decara merced al pacto político firmado por un sector del radicalismo y del oficialismo, y sellado en la Unicameral con una polémica interpretación de la Constitución provincial. Para aprobar la postulación del dirigente radical de Punilla, la mayoría interpretó que bastaban los votos de los dos tercios "de los legisladores presentes", no de la totalidad de los parlamentarios como debería haber sido, según entiende buena parte de los constitucionalistas. Decara asumió, juró y comenzó a desempeñar el cargo. Nombró y contrató a muchos colaboradores de su partido y recibió del oficialismo un aumento en la partida presupuestaria.

Mientras esto sucedía, en la Justicia se presentaron tres amparos que cuestionaron el mecanismo de designación. Hasta ayer, sólo uno de ellos había prosperado, el que firmó el legislador radical Dante Rossi, también ante el juez Maciel.

En aquella oportunidad el magistrado anuló la designación y todos los actos posteriores de Decara y le pidió a la Unicameral que eligiera otro ombudsman. Pero el Gobierno provincial apeló la medida y la Cámara 8ª en lo Civil y Comercial de Córdoba revocó la sentencia de Maciel.

Dijo ese Tribunal, integrado por José Manuel Díaz Reyna, Graciela Junyent Bas y Héctor Hugo Liendo, que "la interpretación en base a la cual se designó al Defensor del Pueblo fue efectuada por la Legislatura dentro del ejercicio de sus funciones". Y que siendo la designación del ombudsman un acto esencialmente político, "éste no es susceptible de ser revisado por el Poder Judicial". Esta resolución de la Cámara no fue apelada por el amparista Rossi, y Decara siguió en cargo.

Fuentes judiciales indicaron ayer que la misma suerte correría la nueva resolución de Maciel, más allá de que el amparo original no sea el mismo. Esto, porque la Provincia ya adelantó que apelará la resolución.

Comentá la nota