Admite el Banco Central desaceleración de la actividad financiera en el último año

El Banco Central (BCRA) reconoció que el sistema financiero se desaceleró en el último año por la incertidumbre del sector privado, pero aseguró que las entidades bancarias cuentan con la liquidez y solvencia necesaria para enfrentar la crisis.

Señaló que, dentro de un contexto de mayor incertidumbre, el sector privado disminuyó su interacción con las entidades bancarias del país provocando una gradual desaceleración del sistema financiero.

Esa situación de los bancos junto a las ventanillas de liquidez generadas por el BCRA en el último trimestre garantizan atenuar un eventual mayor impacto de nuevos episodios de tensión, según indicó la entidad presidida por Martín Redrado.

El saldo de balance de los depósitos totales del sector no financiero aumentó 10,8 por ciento en enero, por debajo de las tasas de crecimiento de meses anteriores.

Ese incremento es impulsado por las colocaciones del sector privado y, en menor medida, por las del sector público, según el informe.

Por su parte, los depósitos mantienen su participación en el fondeo total del sistema financiero, significando tres cuartas partes del mismo.

Además, se observa un incremento en la ponderación de los depósitos a la vista y caída relativa en las colocaciones a largo plazo.

Desde mediados de 2008 se viene registrando un aumento de la participación de los depósitos de hasta 2 meses de plazo.

Los bancos empezaron 2009 con niveles de liquidez similares a los observados a principios de 2008.

Los activos líquidos del sistema financiero aumentaron 3.500 millones de pesos en enero debido a la constitución de pases con el BCRA que se compensa parcialmente con la disminución del efectivo.

Según información de balance, el indicador de liquidez en pesos se ubica en 22 por ciento de los depósitos totales en pesos, 0,8 y 0,9 puntos porcentuales más que en diciembre y enero pasados, respectivamente.

El indicador amplio de liquidez total alcanzó así a 40,4 por ciento de los depósitos totales en enero, 1,5 por ciento superior al mes anterior pero 0,8 por ciento inferior al observado un año antes.

En tanto, el saldo de balance del crédito al sector privado cayó levemente en enero (-0,7 por ciento), en parte por el menor dinamismo estacional característico de la época estival.

Esta reducción fue impulsada principalmente por la banca privada (tanto nacional como extranjera), ya que los bancos públicos incrementan sus créditos al sector privado en el mes.

Las entidades financieras oficiales siguen aumentando su participación en el stock total de financiaciones a las familias y a las empresas, reduciéndose significativamente la brecha con los bancos privados nacionales y extranjeros en los últimos 12 meses.

Si bien permanece aún en niveles históricamente bajos, la irregularidad de las financiaciones al sector privado creció 0,5 por ciento en los últimos 4 meses hasta un nivel de 3,3 por ciento.

De esa manera se quebró la tendencia descendente observada en los últimos cinco años.

Actualmente, la evolución de este indicador esta recogiendo aumentos en la irregularidad tanto de los créditos otorgados a las familias como de las financiaciones al sector corporativo.

Comentá la nota