LA ADMINISTRADORA DE LA ADUANA COLON DESTACO EL ACCIONAR DEL PERSONAL ANTE EL INTENTO DE POLICIAS URUGUAYOS DE PASAR COCAINA

María Siomara Ayerán, administradora de la Aduana Colón, brindó a APF detalles del operativo que se realizó el domingo y que logró detener a dos policías uruguayos que llevaban 20 panes de cocaína escondidos en un vehículo • En este sentido, destacó el accionar del personal de la dependencia a pesar de la gran afluencia de turistas • Respecto a la situación de los efectivos, indicó que están a disposición del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay.

Ayerán, en diálogo con APF, informó que la causa por los dos funcionarios policiales uruguayos que intentaron pasar con cocaína el puesto fronterizo está a cargo del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay. “Está interviniendo puntualmente el doctor José María Barraza que está en turno”, precisó.

Sobre la situación de los efectivos, especificó que “el conductor fue detenido y fue puesto a disposición de Barraza en el día de ayer y el otro ciudadano, que era subcomisario de la policía, por los datos que tengo está todavía en el Uruguay porque hay que realizar todo un proceso como para que él pueda comparecer en la justicia argentina”.

Respecto a la procedencia de la droga, la administradora comentó que “los datos primarios que surgen es que estas personas habían pasado hacia un período muy corto de tiempo hacia Colón. Todos los otros datos van a surgir de la investigación que llevará advente el Juzgado”.

Sobre el accionar del personal de aduana, destacó primero que “por la cantidad de gente que hemos tenido en este periodo de tiempo hay que focalizar el control mucho más porque no se puede controlar el ciento por ciento; tener este tipo de detecciones en este contexto es realmente relevante”.

Además, “muchas veces con el tema de presentarse como funcionario de una institución se trata de alguna manera de evadir el control y en este caso, sin embargo, el personal hizo el control propio”, agregó la licenciada.

• Detalles del operativo

Según relató la titular de la Aduana, “el domingo estas personas abandonaban la frontera y se presentaron en el área de control a bordo de un automóvil Chevrolet Corsa, matrícula uruguaya y fueron indagados si tenían algún tipo de mercadería para declarar, que son las preguntas de rutina en todos los controles”.

“Respondieron que no –continuó-, se bajaron del vehículo y se identificaron como miembros de la policía de Paysandú. Con eso obviamente tratan de inducir a que no se los revise. Igualmente el personal que estaba en es momento les dijeron que, no obstante esa condición, iban a proceder a la revisión del vehículo y que por favor le abrieran el baúl”.

Ante esto, “se procede a la apertura, se ve que había poco equipaje, muy desparramado y lo que primero llama la atención de la guardia es la rueda de auxilio, que estaba afuera de su lugar habitual. Cuando se les pregunta respecto a eso dicen que habían pinchado una goma y que la habían tenido que cambiar”, prosigue contando Ayerán.

Como “no resultó muy convincente ni contundente la explicación del conductor”, la guardia “decide bajar todo lo que había en el baúl y ahí ven que el compartimiento de la rueda de auxilio estaba con una tapa de chapadur. Se lo intenta remover y ahí ven que hay algo. Cuando se convoca a testigos hábiles para poder profundizar y tener testimonio de los controles que se estaban realizando, se retira esa tapa y ahí se visualizan los 20 panes o ladrillos de cocaína”, especificó.

Los mismos “estaban recubiertos por una cubierta elástica, de goma, como las piñatas que uno ve en un cumpleaños”, precisó la administradora, al tiempo que indicó que “se sometió a las pruebas de narcotest dando resultado positivo”.

Paralelamente, “en todo ese trámite que se estaba haciendo se constata que, quien era acompañante, se había ido del lugar”. “Se lo trata de visualizar, había mucho movimiento en ese momento por el tráfico de turistas propiamente de esta época”, contó.

Por eso, “se da aviso a la prefectura para que se aboque a la búsqueda” y, a su vez, esta dependencia “se contacta con la policía de Paysandú para corroborar que se trataba de efectivos de esa fuerza”.

“Se constituyeron en el puesto fronterizo, recabaron los datos y ellos prestaron la colaboración necesaria de modo tal que esta persona que se había escapado al otro día se presentó en la comisaría de Paysandú”, añadió.

Toda esta información fue informada a la Aduana y posteriormente “fue puesto en conocimiento de la autoridad judicial que está interviniendo”, señaló.

Cabe destacar que, si bien no fue confirmado oficialmente, los nombres de los dos detenidos, según difundieron algunos medios de prensa, son el subcomisario Marcelo Rodríguez y el subalterno Wilson López. (APF.Digital)

Comentá la nota