La administración pública cuenta con 15.284 agentes

El censo de capital humano desarrollado a lo largo del año pasado en el ámbito del Poder Ejecutivo y de los organismos descentralizados arrojó un total 15.284 agentes, de los cuales 12.471 fueron efectivamente relevados. Del total de personal censado, un 61% son mujeres y un 39% varones.
La mayor cantidad de agentes se ubica en las franjas que van de 36 a 45 años (31%), y de 46 a 60 años (31%), y un 20% tiene como aspiración jubilarse. En cuanto a nivel educativo, un 21% tiene educación terciara completa, un 19% secundario completo, un 9% universitaria completa y un 2% finalizó estudios de posgrado. Producto del denominado megapase, un 56% del total registra una antigüedad en la función pública entre 3 y 5 años.

El censo de capital humano desarrollado a lo largo del año pasado en el ámbito del Poder Ejecutivo y de los organismos descentralizados arrojó un total 15.284 agentes, de los cuales 12.471 fueron efectivamente relevados, en tanto que otros 2.813 empleados no pudieron ser relevados por diversas razones.

Del total de personal censado, un 61% son mujeres y un 39% varones. La mayor cantidad de agentes se ubica en las franjas que van de 36 a 45 años (31%), y de 46 a 60 años (31%), y un 20% tiene como aspiración jubilarse.

En cuanto a nivel educativo, un 21% tiene educación terciara completa, un 19% secundario completo, un 9% universitaria completa y un 2% finalizó estudios de posgrado.

Para llevar adelante este trabajo, que comenzó en agosto del año pasado, la consultora Poliarquía dividió la administración públicos en tres grandes sectores, el denominado general (que abarca administración central y organismo descentralizados) que integran 6236 agentes (50% del total); el educación con 3118 agentes (25%) y el salud, también con 3118 integrantes (25%).

Sector general, el de menor nivel educativo

De acuerdo a la información remitida al Parlamento, dentro del denominado sector general el 32% se ubica en la franja que va de los 26 a 35 años de edad y un 30% entre los 46 y 60 años.

Producto del denominado megapase, un 56% del total registra una antigüedad en la función pública de entre 3 a 5 años; un 11% cuenta con 16 a 20 años de servicios, en tanto que un 9% suma entre 21 y 30 años dentro de la administración pública. De ese tota un 2% ya cuenta con los años de aportes necesarios para jubilarse. A pesa de ello, un 15% de los censados manifestaron que su aspiración, de cara a los próximos años, pasa justamente por acceder al beneficio de la pasividad, en tanto que únicamente un 2% planteó su expectativa de realizar otra actividad en el sector privado, contra un 84% que manifestó su intención de seguir integrando el sector público.

Este grupo se integra con un 53% de mujeres y un 47% de varones, y la mayoría de ellos (59%) presta servicios en la ciudad de Ushuaia, contra un 38% en Río Grande, un 2% en Tolhuin y un 1% en Buenos Aires. Dentro de este sector, un 29% cuneta con estudios secundarios completos, un 24% con secundario incompleto y un 14% con estudios universitarios, pero sólo el 6% los finalizó.

En este sector existe un 29% que no sabe usar un procesador de texto, un 35% una planilla de cálculo, un 64% una base de datos y un 27% que desconoce como navegar en Internet.

El 70% de los consultados manifestó estar conforme con la categoría que ocupa contra un 30% que manifestó insatisfacción por su situación escalafonaria. En tanto, un 65% consideró que cuenta con la capacitación adecuada para ejercer su tarea, un 10% dijo estar sobrecalificado y un 24% dijo que le falta capacitación.

Salud, los más antiguos

Del relevamiento en salud surge que este sector presenta la mayor concentración de agentes con más de 20 años de antigüedad en la función pública, ya que en un 34% cuenta con 21 a 25 años de servicios; un 33% entre 16 y 20 años; el 27% con 11 a 15 años; un 5% con más de 30 años, en tanto que no se registran agentes con menos de 10 años de antigüedad. Indudablemente este dato no refleja con precisión la realidad, ya que entre 2008 y 2009 desde el Ejecutivo se ha anunciado una importante incorporación de profesionales a los hospitales públicos.

En cuanto la distribución por sexos, el 66% son mujeres y el 34% hombres. Un 51% del tota de agentes de la salud presta servicios en Ushuaia, un 46% en Río Grande y un 3% en Tolhuin.

En este sector aparece el mayor número de agentes con estudios universitarios y de posgrados completos (18% y 8%, respectivamente). Un 12% culminó estudios terciarios y un 20% la educación secundaria.

Del total de consultados, un 23% planteó como aspiración jubilarse en los próximos años; un 1% manifestó su expectativa por desarrollar otra actividad en el sector privado en y un 76% la de continuar dentro del sector público.

Un 62% se manifestó conforme con su actual situación de revista, en tanto que un 32% dijo no estar satisfecho.

Un 10% consideró estar sobrecalificado para la tarea que desarrolla; un 64% dijo contar con la capacidad adecuada y un 26% respondió que le falta capacitación para ocupar su puesto de trabajo.

Educación, el de mejor nivel educativo

Como no podía ser de otra manera, el sector educación es el que presenta, en general, el mejor nivel educativo, ya que un 54% de los censados cuenta con estudios terciarios completos; un 10% con universitarios y un 3% con títulos de postgrado.

Este sector es también el que presenta la mayor incidencia de presencia femenina, la que representa el 76% del total contra un 24% de varones.

A diferencia de los otros sectores, en educación hay una mayor concentración de agentes en Río Grande (57%) que en Ushuaia (43%). Además es que el que presenta la mejor distribución en cuanto a antigüedad dentro de la administración pública, ya que un 18% cuenta con hasta 2 años en el cargo; un 20% con entre 3 y 5 años; un 19% entre 6 y 10 años; un 17% entre 11 y 15 años; 14% entre 16 a 20 años; 10% entre 21 y 25 años, un 1% con 26 a 30 años y un 1% con más de 35 años de servicios.

En sintonía con los otros sectores de la administración pública, en el de educación también existe una significativa mayoría (66%) que considera que cuenta con la capacitación adecuada para el puesto que ocupa; contra un 9% que estima estar sobrecalificado y un 25% que consideró que le falta capacitación.

En cuanto a las expectativas para los próximos años, el 24% respondió que es la de jubilarse; un 73% seguir dentro del estado y un 3% la de realizar otra actividad en el sector privado.

Comentá la nota