La administración pública creció un 26% en cinco años

Un total de 6.500 empleados públicos se sumaron a la burocracia administrativa. En contraposición, el plantel de docentes sólo creció un 13%.
En sólo cinco años, la administración pública provincial incorporó a 6.500 nuevos agentes, lo que representa un incremento del 26% con respecto a enero de 2004, sin tener en cuenta los puestos habilitados en el Presupuesto 2009, que no fue aprobado por la Legislatura y que contempla la creación de 1.354 cargos más en comparación con 2008 destinados a cubrir algunos emprendimientos que se tenía previsto inaugurar este año.

En 2004, la cantidad de empleados públicos era 24.176. Para diciembre de 2008, el número había trepado hasta 30.652.

El crecimiento de la planta burocrática es desproporcionado si se lo compara con el incremento del plantel docente, que fue de sólo un 13% en el mismo período. En el caso de los educadores, el incremento parece lógico, debido al incremento de la población escolar ya que en ese mismo período la matrícula se incrementó en un poco más de 3.000 alumnos.

Como sea, hay más de 60 mil personas que cobran un sueldo del Estado. En la actualidad, hay 61.232 personas cuyo salario depende de los recursos que ingresan al Estado provincial. Son 30.652 los agentes que trabajan en la administración pública central, de acuerdo con el Presupuesto 2008, que fue prorrogado para este año.

A ello se suma un poco más de 17 mil docentes (incluidos los que trabajan en el sector privado, cuyas remuneraciones dependen de la subvención estatal) y 11 mil empleados municipales. Por su parte, el Poder Legislativo contiene a 1.200 agentes y el Poder Judicial registra una planta de 1.380 personas.

Es decir que en cinco años, el universo de empleados públicos agregó 9.436 personas. Así, el aparato estatal creció en forma paralela al incremento de los recursos financieros. Pero la situación se complica ahora con la restricción presupuestaria por la disminución de ingresos.

Además, la cifra que mide a los nuevos agentes públicos de la administración central se elevaría hasta 7.830 en el último lustro, ya que el Presupuesto que había elevado el Ejecutivo Provincial contempla un aumento de 1.354 cargos más en comparación con el 2008.

Los cargos de planta de personal permanente y temporario de la administración central se incrementaron en un 26 % en cuatro años, conforme a la evolución de los presupuestos elaborados por el Poder Ejecutivo Provincial.

En diciembre de 2003, al finalizar su gestión el ex gobernador Oscar Castillo, había previsto un poco más 24 mil puestos para 2004, es decir con la garantía de contar con la partida presupuestaria de la Provincia. Cinco años después, evolucionó hasta la cifra de 30.652 agentes.

Así, Catamarca es una de las provincias del país en la que confluyen uno de los más altos registros de empleo público y escaso margen para el mercado laboral privado.

Una investigación del historiador Armando Raúl Bazán sostiene que en 1967, cuando la Provincia albergaba una población de 170 mil habitantes, la administración provincial tenía una planta de 5.500 agentes. Tres décadas más tarde la burocracia estatal se ha sextuplicado.

La progresión del sector público

Año Cantidad de cargos

2004 24.176

2005 25.723

2006 27.966

Año Cantidad de cargos

2007 29.600

2008 30.652

2009 32.006

En sólo cinco años, la administración pública provincial incorporó a 6.500 nuevos agentes, lo que representa un incremento del 26% con respecto a enero de 2004, sin tener en cuenta los puestos habilitados en el Presupuesto 2009, que no fue aprobado por la Legislatura y que contempla la creación de 1.354 cargos más en comparación con 2008 destinados a cubrir algunos emprendimientos que se tenía previsto inaugurar este año.

En 2004, la cantidad de empleados públicos era 24.176. Para diciembre de 2008, el número había trepado hasta 30.652.

El crecimiento de la planta burocrática es desproporcionado si se lo compara con el incremento del plantel docente, que fue de sólo un 13% en el mismo período. En el caso de los educadores, el incremento parece lógico, debido al incremento de la población escolar ya que en ese mismo período la matrícula se incrementó en un poco más de 3.000 alumnos.

Como sea, hay más de 60 mil personas que cobran un sueldo del Estado. En la actualidad, hay 61.232 personas cuyo salario depende de los recursos que ingresan al Estado provincial. Son 30.652 los agentes que trabajan en la administración pública central, de acuerdo con el Presupuesto 2008, que fue prorrogado para este año.

A ello se suma un poco más de 17 mil docentes (incluidos los que trabajan en el sector privado, cuyas remuneraciones dependen de la subvención estatal) y 11 mil empleados municipales. Por su parte, el Poder Legislativo contiene a 1.200 agentes y el Poder Judicial registra una planta de 1.380 personas.

Es decir que en cinco años, el universo de empleados públicos agregó 9.436 personas. Así, el aparato estatal creció en forma paralela al incremento de los recursos financieros. Pero la situación se complica ahora con la restricción presupuestaria por la disminución de ingresos.

Además, la cifra que mide a los nuevos agentes públicos de la administración central se elevaría hasta 7.830 en el último lustro, ya que el Presupuesto que había elevado el Ejecutivo Provincial contempla un aumento de 1.354 cargos más en comparación con el 2008.

Los cargos de planta de personal permanente y temporario de la administración central se incrementaron en un 26 % en cuatro años, conforme a la evolución de los presupuestos elaborados por el Poder Ejecutivo Provincial.

En diciembre de 2003, al finalizar su gestión el ex gobernador Oscar Castillo, había previsto un poco más 24 mil puestos para 2004, es decir con la garantía de contar con la partida presupuestaria de la Provincia. Cinco años después, evolucionó hasta la cifra de 30.652 agentes.

Así, Catamarca es una de las provincias del país en la que confluyen uno de los más altos registros de empleo público y escaso margen para el mercado laboral privado.

Una investigación del historiador Armando Raúl Bazán sostiene que en 1967, cuando la Provincia albergaba una población de 170 mil habitantes, la administración provincial tenía una planta de 5.500 agentes. Tres décadas más tarde la burocracia estatal se ha sextuplicado.

La progresión del sector público

Año Cantidad de cargos

2004 24.176

2005 25.723

2006 27.966

Año Cantidad de cargos

2007 29.600

2008 30.652

2009 32.006

Comentá la nota