Adjudicatarios del IPAV "se hartaron" y amenazan con tomar el barrio el viernes

General Pico (Agencia) - Un grupo de adjudicatarios del plan de viviendas sin terminar de los barrios Ranqueles y Rucci, convocaron para una movilización a realizarse hoy por la mañana en la delegación del IPAV, mientras que aseguraron que el próximo viernes, con o sin llaves, ingresarán a las viviendas ya adjudicadas.
Unos ocho vecinos se congregaron ayer pasadas las 18:30 en inmediaciones de calles 29 bis y 44, frente a las 140 casas del IPAV sin terminar, para convocar a una movilización que tendrá lugar hoy en la delegación del organismo de viviendas, desde las 09:30. En cuestión de minutos, todo el barrio fue recorrido por patrulleros y policías en moto, mientras que operarios de la empresa constructora comenzaron a cerrar ventanas y puertas con llave.

"Si mañana -por hoy- no tenemos una respuesta en el IPAV, vamos a invitar a los 140 adjudicatarios para traer nuestras cosas el viernes y meternos en las casas, cada uno de nosotros ya sabemos que vivienda nos toca", advirtió ayer una de las adjudicatarias frente al barrio sin entregar. Y consideró que "no vamos a usurpar, porque vamos a tomar la vivienda que se nos adjudicó, y los trabajos que tengan que terminar, los harán con nosotros adentro".

Mientras los patrulleros seguían de cerca los movimientos de los adjudicatarios, éstos relataban con crudeza ante el cronista de El Diario, las penurias de vivir hacinados y la impotencia de tener que afrontar un mes más de alquiler, cuando no les sobra un peso, ante el nuevo corrimiento de la fecha de entrega.

"Hace dos años y medio que tenemos la vivienda adjudicada, y en ese plazo, ya nos dieron cuatro o cinco fechas de entrega, que no se cumplieron", recordó uno de los manifestantes. Y puntualizó que "el señor Rojo -presidente del IPAV- salió en un diario a decir que el 30 de octubre nos entregaban las viviendas, ahora estamos a tres días de la fecha, pero nos salen con que el viernes nos darían los papeles y recién el jueves de la semana que viene nos entregarían las llaves".

Y revelaron que "el problema ahora sería que no están colocados los medidores de agua, pero nosotros no podemos esperar más". Para insistir luego en que "el señor Rojo cuando habló salió a mentir, cuando vino Elorriaga -gerente del IPAV- vino a pelotearnos, entonces esto no da para más".

Y reafirmaron que "si no nos entregan las llaves el viernes, la idea es ingresar igual a las viviendas, traeremos cerrajeros o las abriremos nosotros mismos, pero el viernes nos instalamos. Estamos seguro que van a llenar el barrio de policías, pero no nos interesa", aseguraron.

Los vecinos indignados por el incumplimiento, explicaron que "se nos complica por el tema de los alquileres, que por cuatro, cinco, o seis días, ya tenemos que abonar un mes completo más. Pero también hay 12 personas viviendo en una casa, otros duermen con un colchón en el piso de un garaje siendo cinco o seis personas, y así no podemos aguantar".

En el grupo también había una adjudicataria de vivienda del barrio Rucci, donde hay alrededor de 80 casas sin entregar en inmediaciones de calles 300 y 107. La mujer sostuvo que "hace dos años que tengo la casa adjudicada, pero no tenemos respuesta sobre la fecha de entrega, mientras que vemos que hay varias casas que ya están terminadas. Yo estoy amontonada en la casa de mi suegra, no tengo donde ir, así que el viernes también estoy dispuesta a ingresar a mi casa", anticipó.

Comentá la nota