Adjudicaron la obra que llevará energía a Mendoza

La quinta línea de 500 kV partirá de la zona de Senillosa

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner adjudicó ayer las obras que permitirán llevar energía del norte de la Patagonia a la zona de cuyo y, luego, al noroeste del país. En el acto, que se realizó en la ciudad mendocina de San Rafael, estuvo el gobernador neuquino Jorge Sapag, que reclamó la toma de mano de obra local para el tramo sur del proyecto.

La obra de interconexión Comahue-Cuyo incluye un tendido de 708 kilómetros de una línea eléctrica de 500 kilovoltios (kV) más la construcción de una nueva estación transformadora de 500 kv en Los Reyunos, Mendoza, y las ampliaciones de las estaciones transformadoras Gran Mendoza y Agua del Cajón, en Neuquén.

En la provincia de Neuquén tendrá un recorrido de 400 kilómetros.

El tramo norte de la obra fue adjudicado a la empresa Cartellone, que ofertó por 219.000.000 de dólares, y el otro será construido por la firma española Teyma Abengoa, que ofertó por 221.000.000 de dólares.

En el gobierno de Sapag se entusiasman con la idea de que esta quinta línea mejorará las condiciones para transportar la energía que genere Chihuido, la presa que impulsa Neuquén.

La financiación de la quinta línea provendrá en mayor parte de la Corporación Andina de Fomento (CAF) -que aportará 200 millones de dólares- y en menor medida del Tesoro Nacional, el Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal y el gobierno de Mendoza. El plazo de ejecución estipulado es de 24 meses, aproximadamente.

La presidenta volvió en el acto a defender el actual modelo "que cambió la matriz de acumulación económica del país", según dijo, y agregó que la política económica permite a los argentinos decir "con orgullo que podemos hacer frente a esta crisis" global.

"Nunca estuvimos tan vinculados al mundo, ese mundo que se desplomó y que nosotros podemos decir con orgullo que con este modelo económico podemos hacer frente a esta crisis", dijo la primer mandataria.

Anunció que el lunes próximo, desde Río Gallegos, firmará los contratos para la construcción de otra línea de alta tensión que unirá esa ciudad con Pico Truncado.

La jefa del Estado, en tierra del vicepresidente Julio Cobos, fustigó a la oposición porque "critican cuando ellos no hicieron". La presencia de la jefa del Estado en tierra cuyana fue también un fuerte respaldo al gobernador provincial Celso Jaque en medio de su pulseada electoral con la lista que impulsa el vicepresidente.

Por tratarse de una obra que beneficiará a las provincias San Juan y Río Negro, participaron también del acto sus mandatarios José Luis Gioja y Miguel Saiz.

Comentá la nota