Adjudican la obra del colector costanero de Bariloche

Adjudican la obra del colector costanero de Bariloche

Se espera que los trabajos, que suponen el cierre de una mano de la Costanera, arranquen en octubre.

La obra del colector costanero que fue licitada por el gobierno nacional para complementar el segundo módulo de la planta depuradora -de próximo estreno- fue adjudicada hoy a la empresa Ecosur Bahía SA, que se impuso en la licitación de la que participaron otras 18 interesadas.

La constructora bahiense fue fundada hace 52 años, tiene amplia experiencia en obras de agua y saneamiento y actualmente es contratista del Departamento Provincial de Aguas, para la elaboración del plan director de cloacas de Las Grutas.

La licitación para el colector costanero había sido convocada por el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento y fue la segunda para el mismo proyecto. En la primera, realizada en 2016, resultó adjudicada la firma CPC de Cristóbal López, que incumplió el contrato y obligó a realizar otro llamado.

Aquel primer proyecto fue licitado originalmente en 2016 con un presupuesto de 224,6 millones de pesos. Una cifra muy inferior a la actual.

Ecosur Bahía había presentado la mejor oferta económica, que fue un 16% inferior al presupuesto base establecido en el pliego. De acuerdo con la resolución emitida ayer la adjudicación fue por un monto de 366.800.590 pesos.

Entre las empresas que fueron derrotadas aparecen varias con fuerte presencia en la región como Riva SA, Decavial, CN Sapag, Cartellone y Codam. Esta última es la que construye actualmente el nuevo módulo de la planta depuradora.

La firma del contrato con Ecosur Bahía se realizaría el mes próximo y de no surgir nuevas demoras la obra debe comenzar en octubre, con un plazo de ejecución de 18 meses.

El colector costanero tendrá una extensión de 6,2 kilómetros y tendrá un calibre variable, entre los 70 y 120 centímetros. Está proyectado para acompañar la mayor capacidad de tratamiento que acompañará la planta y para resolver las limitaciones del ducto actual, que quedó chico e impide conectar nuevos barrios.

La obra incluye también una nueva estación de bombeo, en el medio de la traza.

La obra obligará a mantener cortada durante tres o cuatro meses la mano sur de la avenida Juan Manuel de Rosas y su continuación, 12 de Octubre. El plan del municipio es evitar cortes de tránsito y canalizar durante ese tiempo ambas manos por la calzada norte.

El interés del municipio también quedó demostrado con la decisión adoptada dìas atrás por el intendente Gustavo Gennuso de eximir de tasas a la constructora adjudicada y que representa para el municipio un renunciamiento de 3,6 millones de pesos.

Coment� la nota