Adiós de Castagneto a Bruera: Ahora hay que barajar y dar de nuevo.

A una semana del quiebre de relaciones que se dio entre el bruerismo y el kirchnerismo en la ciudad -representado por el castagnetismo-, en el Ejecutivo municipal utilizaron el receso invernal -que se ve prolongado por la propagación de la Gripe A- para poner paños fríos al asunto y pensar en el semestre que se vendrá.
Como se sabe, el viceministro de Desarrollo Social de Nación, Carlos Castagneto, decidió hacer pública la ruptura con el intendente Pablo Bruera a raíz de los descontentos que, elecciones de por medio, se vinieron sumando en ese sector por la falta del cumplimiento de acuerdos estratégicos -sobre todo en la inclusión de referentes en las listas-.

Por eso, ya metido en la búsqueda de nuevas alianzas que le permitan un equilibrio legislativo favorable en el Concejo -donde no se llegó a obtener una mayoría cómoda como se preveía-, la mesa chica del bruerismo decidió mantener una reunión con sus concejales -con la flamantemente reelecta Teresa Razzari a la cabeza- para explicarles los principales ejes de acción.

Según trascendió de una reunión donde prevaleció el hermetismo, transporte, inversión privada y Separación de Residuos Sólidos, entre otros de menor importancia, serán los ítems en los que más atención se tendrá que poner.

Sobre todo ante la necesidad de "compensar" un primer semestre donde las acciones de gobierno estuvieron a la orden del día por la inminencia de las elecciones que se desarrollaron a fines de junio. En ese sentido, la higiene pública, con el barrido de calles y la jerarquización de los espacios verdes, por un lado; y la apertura de nuevos accesos al casco urbano, con la apertura de avenidas, por otro, fueron las principales obras realizadas.

Según se supo, en materia de transporte, el lanzamiento de 35 nuevas unidades y la colocación de monitores del sistema GPS en las paradas serán las principales acciones a concretarse.

En materia de inversión, y ante la crisis que golpea a la ciudad como a otras comunas de la provincia, el objetivo es bajar lo más posible el número de desempleados que ronda los 15 puntos aproximadamente. Ante este ítems, trascendió que muchas de las cooperativas que maneja el jefe de Gabinete Santiago Martorelli -muy cuestionado últimamente- no dejarían de funcionar como se había especulado inicialmente.

La transición legislativa

Como se vino informando en este espacio, el receso legislativo hizo que se pateara literalmente para el próximo semestre un paquete de temas entre los que de destaca la implementación de la ya aprobada Banca 25, un mecanismo de participación ciudadana que le permitirá a un vecino ingresar personalmente en el recinto sus inquietudes sobre algún tema.

En el plano estrictamente político y por el lado de la oposición, lo más resonante fueron las especulaciones que durante la semana se hicieron sobre la posible ruptura del bloque de la Coalición Cívica, que hoy en día tiene tres concejales -Oscar Negrelli, electo diputado provincial; la arista Susana Sánchez, con dos años más de mandato, y María José Garófoli, con mandato a cumplirse en diciembre-.

El quiebre a nivel nacional y bonaerense de las filas del Acuerdo Cívico y Social se dio por el distanciamiento entre Elisa Carrió y la titular del GEN, Margarita Stolbizer.

De concretarse este coletazo, en el recinto podrían quedar como representantes del ARI Susana Sánchez y Julia Larcamón -electa el 28 de junio-, mientras que el radical Guillermo Duva quedaría con un unibloque. Por el lado de los margaritos del GEN, Gastón Crespo también conformaría un bloque propio de concretarse su ingreso al recinto, decisión pendiente por el receso en el recuento final de votos en la Junta Electoral de calle 8.

Comentá la nota