Adimitió el sub jefe de Policía que hubo procedimientos fuera de la ley

El subjefe de Policía, Mario Paz, admitió que el oficial y los tres suboficiales que se llevaron aparatos de un gimnasio sin orden judicial a la comisaría de Ciudad del Milagro, actuaron "fuera del marco de la ley", e informó que la oficial que ordenó el procedimiento se le inició un proceso administrativo y fue trasladada.
"Cuando algo está bien, está bien. Y cuando está mal, mal", resumió el comisario Paz, en declaraciones a el programa El Matinal, por FM Ya (89.5).

El pasado 5 de enero efectivos policiales se llevaron en un móvil policial a la comisaría de Ciudad del Milagro los aparatos, ventiladores y hasta heladeras de un gimnasio del barrio Juan Manuel de Rosas.

Lo hicieron porque los dueños del inmuebles se habían presentado a la comisaría denunciando que el propietario del gimnasio, César Correa, les debía mensualidades de alquiler.

Cuando Correa fue a la comisaría, se encontró que al menos su heladera y un ventilador estaban siendo utilizados por uniformados. En medios de comunicación a los que acudió denunció el hecho, y además dijo que estaba al día con el pago de los alquileres.

A la FM YA le Paz dijo ayer que "no tenía forma de justificar lo injustificable" y, pero insistió que los uniformados no entraron al gimnasio, ni desatornillaron nada.. "Sólo llevaron a la comisaría lo que los dueños del inmueble habían dejado en la vereda, porque de otra manera se lo robaban en cinco minutos".

De todos modos, Paz dijo que un policía con más experiencia se hubiera limitado a custodiar esos inmuebles en la vereda, mientras otro llamaba a Correa para que se los llevara a resguardo.

El comisario también desconoció el motivo por el que la oficial -de la cual no dio el nombre- dio la orden para que los aparatos, la heladera y el ventilador sean llevados al gimnasio. También reconoció que el ventilador había sido prendido en la instalación policial.

E indicó que ya se dio parte de inmediata a la fiscalía de turno. "Las cuestiones administrativos las resolveremos nosotros, y las judiciales las resolverá un juez".

Paz intentó relativizar las denuncias que se hacen contra la policía. "Hay una señora Rosales que en Nuevo Diario pidió más protección para su hijo que fue agredido por una patota. Ese chico, sostuvo, tiene antecedentes por tráfico de drogas, por roto, y hurto en concurso real", aseveró

Comentá la nota