La adhesión al Pacto Social va al Concejo

Los ediles capitalinos se reunirán mañana en sesión, para autorizar a la Municipalidad de la ciudad a suscribir el acuerdo que les garantice el pago de sueldos y la obra pública
Ya obra en poder del Concejo Deliberante capitalino el proyecto que remitiera el intendente interino, Ra-món Santiago Cano, para que los ediles voten la autorización, a fin de que el municipio de la ciudad se adhiera a la prórroga del Pacto Social y Fondo Fiduciario, que impulsa el Gobierno de la provincia.

El gobernador José Alperovich había refrendo el pasado fin de semana el decreto de necesidad y urgencia para la extensión, durante 2.010, de estos beneficios destinados a que municipios y comunas paguen sus planillas salariales en tiempo y forma, además de asegurar el plan de obras públicas.

Para dar respuesta a la necesidad legislativa los concejales de la Capital se reunirán mañana, a partir de las 9.00, en sesión para tratar la iniciativa del Departamento Ejecutivo y votar en consecuencia. Como ya ocurrió en años anteriores se descarta que saldrá la pertinente autorización sin mayores inconvenientes, en razón de que estarían asistiendo recinto catorce de los quince ediles oficialistas y sólo uno de los tres opositores. No estarían José Luis Avignone y José Costanzo.

Consultado sobre el particular el concejal José Ángel Franco dijo que el único tema que llegará al recinto será la prórroga del Pacto Social y del Fondo Fiduciario. "Nosotros vamos a autorizar al intendente a suscribir el acuerdo, tal como lo hicimos el año anterior, en la sesión que será presidida por Eloy Del Pino", sentenció.

Visión opositora

Aunque sin mayores posibilidades de torcer la decisión mayoritaria, el republicano Claudio Viña, hará escuchar su postura negativa para acompañar el proyecto del intendente, si acaso tiene la posibilidad de argumentar su voto.

Dijo en tal sentido, que normalmente no ha acompañado este tipo de iniciativas y que tampoco lo hará en esta oportunidad. Fue crítico con esta metodología de aportes al sostener que "entiendo que la sesión de la coparticipación en forma directa y sin miramiento que hicieron municipios y comunas, de la forma que se ha producido, hace que todos los recursos que les pertenecen vayan a la Casa de Gobierno, perdiendo la autonomía. Estamos en presencia de una cadena permanente de endeudamiento que no sabemos como ni cuando termina".

Reconoció que es indispensable la asistencia para sueldos y obras, pero también, que este sistema convierte en rehenes a intendentes y delegados comunales. En ese aspecto rescató de manera especial al titular de la Intendencia de La Cocha, Leopoldo Rodríguez, único municipio fuera de los pactos. "Habría que hablar con él, para que nos cuenta como se autofinancia con tanto éxito", añadió. "Aquí lo ideal sería que las municipalidades reciban la coparticipación nacional y provincial, recauden sus tasas, generen sus propios recursos y los administren. Si hacen falta un par de préstamos al año, entonces si tendría que ser asistida. Esta sería una forma de cortar ese cordón umbilical que se hace permanente", concluyó.

Comentá la nota