Adentro mi alma.

Adentro mi alma.
LIGA SUDAMERICANA / LOS SANTIAGUEÑOS CONSIGUIERON EL PASAJE AL FINAL FOUR: Quimsa sueña luego de ganar invicto el grupo: quiere la sede del cuadrangular por el título en marzo.
Hay fiesta en Santiago con un Quimsa que vive el mejor momento de su historia. La final de la última Liga Nacional (derrota 4-0 ante Libertad) le dio la chance de entrar a torneos internacionales por primera vez. En la Liga de las Américas quedó eliminado en la fase inicial, pero se armó con todo para la Sudamericana y consiguió uno de los dos pasajes para el Final Four por el título, que se jugará del 10 al 12 de marzo en sede a designar. ¿Santiago de nuevo?

Quimsa, Regatas Corrientes, Flamengo de Brasil y Cúcuta de Colombia van a definir la 13ª edición. Y la Fusión es candidatazo si repite lo que hizo en este cuadrangular. Anoche, aunque le alcanzaba una derrota hasta por siete, no le dio chances a Minas Tenis: 96-90 para ganar invicto el grupo. Gabriel Mikulas metió 22 puntos, bajó diez rebotes y sumó siete asistencias, en un partidazo. Treise (19), Mázzaro (15), Wanderson (15) y Dominé (14) lo acompañaron.

Los santiagueños buscaron de entrada el juego interior con Mikulas para marcar territorio. Minas extrañó al goleador Soró (13 puntos) y Allen se las arregló con Murilo (5-11 dobles), entonces los visitantes dependieron de Ricardo (diez en el primer tiempo). Así se adelantaron 22-20, con un triple de Sucatzky, hasta que el Negro Romano pegó unos gritos y Quimsa se despertó en el segundo cuarto.

Un parcial de 12-0, liderado por Treise con la ayuda del rejuvenecido Dominé, le dio tranquilidad al dueño de casa. Más cuando, con un tiro de Mázzaro, se fue 11 arriba (48-37) a un minuto del descanso. Hubo explosión en el Ciudad con la máxima de 18 en el tercer cuarto (57-39) luego de un bombazo del brasileño Wanderson ante sus compatriotas...

Sucatzky (11 asistencias) apareció de nuevo y Minas volvió al partido (9-0 en tres minutos), haciendo sentir la presión. Pero dos triples, uno de Dominé (3-6) y otro de Treise (5-8), levantaron de sus asientos a los 5.000 hinchas. La clasificación al Final Four ya estaba al alcance de la mano.

Aunque el equipo de Romano se relajó un poco y Minas postergó el festejo, porque quedó 86-83 a dos minutos, el cierre fue a puro ole. En marzo, con esa gente, quiere terminar de escribir la historia.

Comentá la nota