''Además de semáforos y reductores hay que poner un poco más de prudencia''

El secretario de Gobierno, Vladimir Wuiovich, consideró que el balance por el cambio de circulación de las avenidas es positivo, aunque admitió que falta mucho y que hay que agregar las obras que sean necesarias, como las sendas sobreelevadas. Asimismo criticó duramente a la Policía: "Creo que se puede involucrar un poco más directamente en este tema y no lo ha hecho".
Wuiovich consideró que el balance por el cambio de circulación de las avenidas es positivo, aunque admitió que falta mucho y que hay que ir agregando las obras que sean necesarias, como las sendas sobreelevadas que llegarán esta semana para ser colocadas, pero consideró que hasta que no se cambie el sentido de circulación en San Martín y Rivadavia puede haber algunos conflictos.

Sostuvo que cuando se modificó el sentido de circulación de la avenida Pereyra era más común ver gente en contramano, pero en esta oportunidad la gente se adaptó fácilmente. Indicó que en tal sentido hubo un buen trabajo de los inspectores y de la gente de otras áreas, que se encargaron de vallar las avenidas para redireccionar el tránsito.

El funcionario expresó que los primeros días costará adaptarse a las modificaciones y también estarán "los malintencionados de siempre" que van a echarle la culpa de todo a las modificaciones en las avenidas. Asimismo señaló que nada tiene que ver el cambio de mano con el accidente que se produjo el domingo a la madrugada.

Con respecto a la alta velocidad en la que circulan algunas motos afirmó que no es producto de la mano única. Está previsto poner reductores de velocidad en las avenidas San Martín, Belgrano, Moreno y Rivadavia y se harán controles con la pistola radar. "Además de semáforos y reductores hay que poner un poco más de prudencia y circular un poco más como corresponde. Lo que hay que pedir hasta el hartazgo es que la gente circule con mayor precaución, y nosotros seguir intensificando los controles", dijo.

Sostuvo que aunque en Argentina "hay 33 millones de personas" que opinan sobre cómo manejar el tránsito, está convencido de que los cambios que se están propiciando en Saladillo van a funcionar.

Con respecto a los controles señaló que están dando resultado, aunque admitió que el domingo a la noche y el lunes a la madrugada la situación se desbordó, por lo que solicitó un mayor apoyo por parte de la Policía: "Creo que se puede involucrar un poco más directamente en este tema y no lo ha hecho. A veces uno pide más colaboración con el tema tránsito, y la verdad es que tenemos que esperar que venga el Grupo de Apoyo Departamental todos los días, y no tiene que ser así. La Policía se tiene que involucrar mucho pero mucho más de lo que se está involucrando", afirmó.

El secretario de Gobierno consideró que las penas para los infractores son suficientes y señaló que un 60% de las motos secuestradas nunca son retiradas, pero hay gente que está empecinada en molestar a la sociedad y termina armando otra moto. Por último afirmó que en el caso de los ciclomotores el tema de los ruidos es el que más molesta.

Comentá la nota