“Además de mejorar la calidad de vida, este proyecto significa trabajo para miles de catamarqueños”

“Además de mejorar la calidad de vida, este proyecto significa trabajo para miles de catamarqueños”

La Gobernadora, Lucía Corpacci, puso en marcha las obras de infraestructura para Valle Chico. El complejo urbanístico albergará a 4.000 familias. Contempla todos los servicios, incluyendo tres escuelas, comisaría, centro de salud y una iglesia. Se invertirán más de 125 millones de pesos en las obras de infraestructura.

La Gobernadora, Lucía Corpacci, presidió esta mañana el acto de firma del Acta de Inicio de las Obras de Infraestructura en el complejo urbanístico de Valle Chico, que se realizó en el predio donde se realizarán los trabajos.

 Acompañada por el secretario de Vivienda, Octavio Gutiérrez, y el administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Dante López Rodríguez, la jefa de Estado rubricó los contratos que otorgan las obras a trece empresas, y explicó los alcances del proyecto, que ya se encuentra en marcha.

 Ministros, secretrarios y subsecretarios de Estado asistieron al acto de firma de Actas de Inicio de Obras de Infraestructura en el complejo urbanístico Valle Chico, un acto de gran preponderancia porque contribuye a la realización concreta de este espacio planificado y construido para el beneficio de más de 4.000 familias catamarqueñas.

 Las obras tanto hídricas, como eléctricas, ambientales y viales, que empiezan a ejecutarse, tienen como fin dotar de la infraestructura complementaria adecuada, al predio de 300 hectáreas, adquirido por el IPV en el mes de abril de 2013, en el que ya se están construyendo las primeras 970 viviendas. Contarán, en breve, con todos los servicios, dado que forman parte de un importante plan integral de urbanización que incluye apertura de calles y avenidas, construcción de escuela, centro de salud, jefatura de policía, centros deportivos, plazas y espacios verdes, para garantizar la habitabilidad y el bienestar de los futuros habitantes del sector.

 Durante el acto, también se realizó la Firma de Convenios con la Facultad de Tecnología de la UNCA y el Colegio de Arquitectos de Catamarca, para la entrega de predios, emplazados en el Complejo Urbanístico Valle Chico, destinados al uso y facultad propios de cada organismo; del cual participaron el decano de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas Universidad Nacional de Catamarca, Carlos Humberto Savio y el presidente del Colegio de Arquitectos de Catamarca, Edgardo Acevedo.

Calidad de vida y trabajo

La Gobernadora explicó los alcances del proyecto y ratificó su trascendente significado, al sostener luego de la firma de las actas que Valle Chico “además de mejorar la calidad de vida, significa lo que para mí es más importante: trabajo para miles de catamarqueños”.

 “La verdad que hoy es un día de mucha alegría para nosotros al poder estar firmando estos trece convenios de obras de obras de infraestructura para esta nueva urbanización que es Valle Chico. Lo queríamos hacer acá porque muchos hablan de Valle Chico pero no lo conocían, y a veces se critican las obras precisamente porque no se conocen”, observó.

 “Este Gobierno tomó la decisión de planificar la urbanización de la ciudad y la urbanización de la provincia. Hacia el Norte construimos en los dos primeros años de gestión más de 700 viviendas. El barrio 130 viviendas fue un prototipo de urbanización parecido a éste: un barrios con 130 viviendas, con sus calles adoquinadas, con la jerarquización de toda la avenida, con un parque lineal con un juegos para los chicos, mostrando que se puede planificar y se puede trabajar para que la gente tenga ese derecho que es una vivienda y en las mejores condiciones”, detalló la mandataria.

 “Hacia el Norte tenemos esas 700 viviendas que hicimos en los dos primeros años de gestión, se reanudó por suerte ya la construcción de la escuela del Liceo, también tenemos el albergue universitario que si Dios quiere al principio del año que viene lo vamos a estar inaugurando; donde 80 jóvenes -por lo menos- de nuestra provincia, que a veces no tenían dónde estar alojados, van a poder a cargo del Estado tener un lugar de óptimas condiciones para cursar su carrera universitaria. También vamos a inaugurar, seguramente a fin de año, el Centro Integrador Comunitaria, financiado por Desarrollo Social de la Nación. Vamos trabajando con obras concretas”, detalló.

 Lucía añadió que “para el Sur, que era una zona olvidada y postergada de nuestra ciudad, si ustedes miran al costado de la Avenida de Circunvalación: Villa Eumelia, Montecristo, Virgen Niña… en los cinco barrios del sur, llamados barrios de La Ribera, hay una urbanización que ya va por la tercera etapa, que creo que le va a cambiar totalmente la calidad de vida a la gente de esos barrios. Y estamos hablando nada más y nada menos que de 1.970 familias que durante años sufrieron inundaciones, sufrieron por no tener calles, sufrieron no tener iluminación, no tener cloacas, no tener agua; y que si Dios quiere cuando terminemos todo el proyecto -que es financiado por el programa de Mejoramiento de Barrios de la Nación- van a cambiar totalmente, pero yo digo que sobre todo van a perder el estigma que tenían de ser señalados por vivir en esos barrios. Barrios donde no entraba un patrullero, una ambulancia, y donde a partir de las seis de la tarde nadie quería entrar. Ahora estarán iluminados, con todos los servicios, con 150 viviendas nuevas que se empiezan a construir ahí para poder relocalizar a aquellas familias que en la trama urbana sobre la que estamos trabajando deben ser reubicadas”.

 Destacó que “tenemos en el sur también el complejo del Sussex, donde si Dios quiere en noviembre los niños de toda la provincia que ingresen a primer año, van a poder disfrutar de una semana de vacaciones con todos los controles médicos necesarios para el ingreso a la escuela secundaria. Eso está en el sur, y vamos cambiando la fisonomía del sur. Y tomamos la decisión de ubicar también al sur el Instituto de Formación Docente, aunque a muchos no les guste, porque la provincia es una sola y todos tienen derecho a tener institutos de formación y todos tienen derecho a poder educarse en esta Catamarca que nosotros queremos construir para todos”.

 Al referirse específicamente a Valle Chico, indicó que “la compra de estos terrenos, exactamente 300 hectáreas que tomamos la decisión de comprar acá, responde a la decisión política de este Gobierno de planificar las urbanizaciones que se hacen. Y nos ha permitido pagar 20 millones de pesos por las 300 hectáreas. Las obras de infraestructura que hoy se están adjudicando tienen un costo total, entre las trece empresas, que asciende a 126 millones de pesos. Todos sabemos que con el tema de la inflación va a haber más adelante redeterminaciones, pero le estimamos, haciendo un cálculo exageradísimo, que nos vamos a 145 millones de pesos, más los 20 son unos 160 millones de pesos”.

 “Ahora, esa suma incluye tener dos ingresos, dos puentes, tener cloacas, servicios de energía acorde a la cantidad de viviendas que están planificadas, servicio de agua acorde, cordón cuneta, pavimentadas las avenidas de acceso. Y también, aunque no va en ese monto porque lo va a costear el IPV, está contemplado un gran parque con un velódromo –no estaba faltando un velódromo y nos pidieron de la Secretaría de Deportes-, con una pista de skate, canchas de básquet, de vóley, de paddle; todo lo necesario para el desarrollo urbanístico de la zona. Pero además se contemplan tres escuelas, una comisaría, un centro de salud, un centro comercial. Estamos invitando a dueños de supermercados locales –porque nuestra política es ayudar a los locales-, a realizar algún tipo de convenio para que cuando se inaugure el barrio ya cuente con un supermercado, con la comisaría, el centro de salud; y el obispo nos ha pedido también una iglesia o por lo menos un espacio físico donde se pueda rezar y oficiar misa. Todo esto está contemplado en el plan de urbanización”.

 “Si algo le faltaba realizamos una donación con el decano Savio para que se pueda construir la sede de la facultad de Ciencias Exactas y también con el Colegio de Arquitectos, que quiere construir acá un campo deportivo”, agregó.

 Asimismo, Lucía dijo que “estas 970 viviendas que estamos construyendo acá, están construidas en 65 hectáreas, como para que se den una idea ustedes del concepto de planificación que tiene este Gobierno, las 1.000 viviendas están construidas en 17 hectáreas, estas son 970 viviendas construidas en 65 hectáreas: ningún lote tiene menos de 300 metros cuadrados, porque están hechas para que la gente si después las quiere ampliar las pueda ampliar, están pensadas contemplando que nosotros queremos mejorar la calidad de vida de los catamarqueños”.

 “Cuando ustedes ingresaron al barrio, viniendo de las 1.000 viviendas, vieron un agrupamiento de viviendas casi listas, esas son 173 viviendas sociales que está construyendo el IPV que consideramos que a fin de año estarán listas para entregar. Toda esta política que sería imposible desarrollarla sin el acompañamiento del Gobierno nacional, nosotros gestionamos vamos a Buenos Aires, hablamos con la Presidenta, con los ministros, y la verdad que como fundamentalmente en lo que es política habitacional Catamarca es un ejemplo, en las viviendas rurales, en los tiempos en que construye, en la calidad de construcción, en la mirada que le da a los lugares que instala las viviendas; cada vez traemos más viviendas. Dentro de muy poco seguramente antes de fin de año, acá en este mismo barrio vamos a construir 400 viviendas más y cuando firmemos el convenio con ANSES vendrán 300 viviendas más en Valle Chico”.

 “Acá además de mejorar la calidad de vida, significa lo que para mí es más importante: trabajo para miles de catamarqueños, para miles de compañeros como los que están acá, a quienes la verdad quiero agradecerle el esfuerzo, el compromiso; porque en viviendas, en escuelas, en obras de infraestructura, obras de servicios, la empresa ejecuta muchas obras acá y también el ministerio de servicios públicos empieza a ejecutar las obras financiadas por Nación. En verdad creo que la inversión en obra pública es enorme: yo no recuerdo que se haya hecho tanta inversión en tan poco tiempo. Quiero decir de nuevo que esto sería imposible sin el apoyo del gobierno nacional, y que la obra pública tiene una única mirada que es generar trabajo en épocas difíciles y además toda está planificada para mejorar la calidad de vida de los catamarqueños, que es el único objetivo que tuvimos y que seguimos teniendo al asumir este Gobierno. Espero que pronto podamos estar inaugurando todas estas obras”, concluyó la primera mandataria.

Coment� la nota