"Además de buenos jugadores se necesitan buenas personas"

Diego Cagna debuta y hace debutar a Tigre en una competencia internacional y, aunque dice que no hay una fórmula para el éxito, le tira a Olé una de sus claves.
La nueva camada de técnicos avanza. Durante la década del 90 supieron brillar como jugadores, pero el paso del tiempo los puso del otro lado de la línea de cal, donde transmiten la experiencia acumulada durante la época de pantalones cortos. Diego Cagna es uno de los representantes más exitosos de esta nueva generación: ascendió con Tigre a Primera y consiguió dos subcampeonatos. Motivos suficientes para que la prensa británica lo haya elegido como uno de los cinco técnicos menores de 40 años con mayor proyección en el mundo. A horas del debut de Tigre en la Sudamericana, su DT le abre las puertas a Olé y revela sus secretos.

-Vuelve el fútbol nomás. Y es tu debut copero.

-Estamos en una instancia eliminatoria, para nosotros es muy importante. Creemos estar en nivel para ganarle a San Lorenzo.

-¿Es como una revancha por la final del 2008?

-Obviamente. Uno siempre tiene que estar demostrando, tratando de jugar de la mejor manera e intentando que Tigre siga haciendo cosas importantes. Eso es lo que nos preocupa.

-¿Cuál es la fórmula para trabajar con tanta armonía más allá de los resultados?

-No hay. Uno es de una manera y se lo transmite a todo el mundo, principalmente a los jugadores. Y todos hemos aprendido que también en las malas es bueno estar bien.

-Pero para eso se necesita tiempo, ¿no?

-Sí, después de conocernos todo se hizo más fácil. Y ayudaron los resultados. Cada chico nuevo que iba llegando se iba adaptando bárbaro. Uno, cuando trae jugadores, se fija en cómo es como persona, no sólo en cómo juega. Además de buenos jugadores se necesitan buenas personas.

-Una publicación inglesa te puso entre los seis técnicos jóvenes con mayor proyección en el mundo. ¿Qué te genera?

-Me pone contento. Siempre digo que el hecho de que me nombren en los equipos grandes, por ejemplo Colo Colo, me pone muy bien, y si encima se me nombra en Inglaterra obviamente que me pone muy feliz. Quiere decir que hicimos las cosas bien.

-¿Y el posible interés de River te sorprendió?

-Si hubo un interés no se fijaron en el pasado sino en el presente como DT. Pero prefiero no hablar más.

-¿Haber sido un jugador que entendía el juego te sirvió para decidirte a ser entrenador?

-Eso va más con los gustos, con las ganas y con lo que uno pueda querer. Yo quería seguir ligado al fútbol, y siendo técnico era una buena manera.

-¿Bianchi es uno de los que más te marcó? ¿Qué cosas tomaste de él?

-Me gustaba cómo manejaba el grupo, que la mayoría estaba bien. Pero no es que haya sacado muchas cosas de él. Yo saqué de todos los técnicos. Lo positivo y lo negativo, como para hacerlo o no hacerlo. Bianchi tenía tantas cosas buenas como todos los otros técnicos que tuve.

-¿Qué otro DT te influenció entonces?

-Yo tuve muy buena relación con Bianchi y con Miguelito (Brindisi). Ellos fueron los que más me influenciaron, no sólo por cómo eran como técnicos, sino también como personas. Por eso fueron los que más me llegaron. Con Miguel éramos más amigos que con Carlos, supongo que por la forma de ser.

-¿Cuáles fueron tus tres momentos más felices como técnico de Tigre?

-El ascenso y los dos subcampeonatos.

-¿Sentiste que al llegar tu figura impactó en los jugadores?

-No me doy cuenta de esas cosas. Después, viendo cómo se desarrolló todo, veo que no sólo yo, sino todo el cuerpo técnico, le llegó al plantel. No sé si por la forma de ser o por lo que he logrado como jugador, pero por suerte les llegamos a los jugadores.

-De los dos subcampeonatos que lograste, ¿cuál creés que era el equipo que mejor jugaba?

-El primero. Pero con el segundo tuvimos más posibilidades de ser campeones, así que eso es muy es relativo. Lo importante es que se lograron dos muy buenas campañas. Esperemos quedar en la historia por otras cosas, por ganar títulos, pero estos logros al menos hacen que estemos en el recuerdo.

-¿Soñás con Boca?

-Por haber pasado por ahí, seguro que sí, y si no hubiese pasado también. A cualquier técnico le gustaría dirigir a un grande de la Argentina. Pero todavía soy muy joven, estoy pensando en el presente, estar acá, vivir el día a día y después vemos qué pasa. .

-¿Te gusta la Selección que está armando Diego a nivel local?

-Es bueno para motivar a los jugadores de acá y que el técnico los pueda ver. Ya lo había hecho Bielsa, yo participé. Esperemos que le sirva a Diego para poder mechar jugadores de afuera y de acá. Tranquilamente lo puede hacer.

-Si la campaña del Apertura 2008 se hubiera hecho en el 2009 habría seleccionados de Tigre...

-Sí, totalmente.

-¿Vos a quién elegirías?

-No sé, es difícil hablar de eso. Hay muchos.

-¿Qué equipo te gusta?

-El que mejor está jugando es Huracán.

-¿Y un jugador?

-Hay varios en gran nivel. Es injusto hablar de uno.

-¿Te gusta Cappa?

-Se ve que le gusta el buen juego, pero no lo conozco porque no lo tuve. Pero por cómo juega su equipo, sí, me gusta mucho.

-¿Tus hijos se hicieron de Tigre?

-Sí, los dos. Por el padre, lo siguen a muerte. El chiquito empezó a vivir bien fuerte el fútbol ahora en Tigre, cuando me hice técnico, así que es hincha. La nena vivió todo lo de Boca, pero igualmente es de Tigre porque el papá trabaja ahí.

-¿Va a jugar al fútbol tu hijo? ¿Tiene pasta?

-Es muy chico por ahora, pero le gusta. Va a una escuelita. Pinta como para jugar bien, pero igual es muy chiquito. Ahora que se divierta. También tiene que estudiar. Es un tema muy complicado. Más que el partido de Copa creo, je.

Comentá la nota