El adelatamiento de las elecciones impacta en el escenario político quilmeño

La renuncia del secretario de Obras Públicas , la incorporación del ex presidente Camaño como Ministro del gabinete de Scioli, un acto partidario encabezado por el Intendente Gutiérrez con la presencia de todos los sectores del FPV-PJ local, y la visita de un funcionario bonaerense inquieto por el proyecto costero de Techint, fueron los hechos destacados de la semana política.
Sin embargo, todo quedó opacado por el anuncio del adelantamiento de las elecciones nacionales.

LOS PLAZOS QUE SE VIENEN CON EL ADELANTAMIENTO

La actividad electoral, entonces, con la posibilidad de que se adelanten las elecciones, comenzará su frenética carrera contra-reloj. Es que los plazos acusan que con la medida, el 28 de marzo vencerá el lapso para que el Ejecutivo haga formalmente la convocatoria a elecciones, el 28 de abril será el último plazo para la inscripción de los distintos frentes electorales y, como último paso, para el 9 de mayo las fuerzas políticas deberán haber presentado las listas de candidatos con las que competirán a elección.

Son menos de 2 meses para las definiciones.

¿CAMBIO DE MARCHA EN EL HCD QUILMEÑO?

Los meses que se vienen, tal como dicta el adelantamiento de los comicios, serán de plena actividad de alianzas y destejes políticos.

¿Se viene la plancha en el recinto del Concejo Deliberante de Quilmes? Es la pregunta que surgió el fin de semana en Quilmes. Es que quedaron proyectos importantes en carpeta para su tratamiento legislativo (Techint, Antenas de Telefonía, POU, entre otras). El cambio de los plazos electorales podría derivar en una decisión de postergar para la segunda mitad de año el tratamiento de los temas pendientes para evitar costos electorales.

El augurio ya ronronea en la memoria de muchos, como siempre sucede en tiempos electorales. El tratamiento de temas de escasa trascendencia atiende a los intereses políticos de las épocas de comicios, donde la concentración está puesta en definir un lugar en las listas.

Como ejemplo ya citan lo que ocurrirá mañana en la sesión extraordinaria solicitada por la oposición del HCD a fin de debatir el tema de la seguridad. Desde las filas del oficialismo trascendió que todos los proyectos (son 5) pasarán a Comisión para ser analizados en el período de sesiones ordinarias que comenzarán en Abril.

UNA MIRADA SESGADA:

Muchos recomiendan para entender el actual escenario una lectura “bipartidaria” de la realidad política nacional. Por un lado, las fuerzas políticas enroladas en el amplio espacio del peronismo y sus derivados kirchneristas; y por el otro, las agrupaciones identificadas con el “histórico” tronco radical.

El objetivo del oficialismo fue acordar tácticamente el esquema electoral entre dos fuerzas filo-peronistas (FPV-PJ y el PRO “duhaldista”), entre las que podría haber más afinidades que con las agrupaciones derivadas del radicalismo (Coalición, UCR -Cleto Cobos-, y el GEN –Margarita Stolbizer).

La reacción mayoritaria de los peronistas disidentes demuestra, en realidad, que optarán por asociarse al oficialismo K ya que están dispuestos a avalar el adelantamiento en el Congreso. Sin dudas, priman sus intereses sectoriales y particulares.

En tanto, los radicales y sus aliados la tendrán que remar bastante en este nuevo escenario, ya que deberán apurar los acuerdos y las elecciones internas (es muy probable que no se concreten), para definir las candidaturas.

UN DÍA VOLVIÓ CAMAÑO:

El ingreso del quilmeño Eduardo Camaño al gabinete de Daniel Scioli habrá que entenderlo dentro de la estrategia global que viene alimentando el propio Kirchner para unificar y “alambrar” al FPV-PJ bonaerense.

La noticia que se conoció el viernes en Quilmes ya había sido comunicada a principios de la semana pasada, tras una reunión que mantuvo Camaño con el propio Ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández. Camaño y Fernández habrían alcanzado una serie de entendimientos políticos a futuro. El actual vice-presidente de la Cámara de Senadores Bonaerense, Federico Scarabino, no sería ajeno.

Es que los referentes del peronismo quilmeño (Fernández, Camaño y Scarabino) estiman que, en este contexto de crisis que se avecina en el país, de no sellarse un pacto de gobernabilidad para lo que resta de la actual administración municipal, el próximo intendente podría salir de las filas de otro partido político.

En este marco, Camaño se ofreció para trabajar a fin de concretar una reunión entre Fernández y Gutiérrez. La intención es acelerar un acuerdo político (implícito o explícito) de cara al 2.009. La tarea no parece sencilla, pero el Jefe Comunal no tendría mucho margen si quiere permanecer dentro del espacio del FPV-PJ. Trascendió que el propio Kirchner espera el acuerdo para poder desembarcar con un acto en Quilmes.

CHAU BRIAN: ¿HOLA WALTER?

El secretario de Obras Publicas de la Municipalidad de Quilmes, Brian Renison, dejó su cargo y con él seis de los profesionales que actuaban en el área se alejaron el jueves por la mañana. Las áreas más importantes de la Secretaría quedaron acéfalas. El actual secretario de Legal y Técnica, Walter Di Giuseppe, se hizo cargo en forma interina de la firma de los expedientes.

Por otra parte, este fin de semana, el secretario de Recursos Hídricos de la Comuna, Manuel Carracelas, quedó descartado para ocupar el lugar de Renison. La candidatura de Carracelas había sido propuesta por los concejales aliados al oficialismo.

Comentá la nota