El adelanto electoral provocó la misma reacción en Schiaretti y en Giacomino

El gobernador y el intendente de Córdoba se dijeron “sorprendidos” por la decisión de los K.
La decisión del kirchnerismo de adelantar las elecciones nacionales al 28 de junio provocó la misma reacción en el gobernador Juan Schiaretti y en el intendente de la ciudad de Córdoba Daniel Giacomino: sorpresa.

Tras reconocerse "sorprendido", Schiaretti volvió a quejarse de que no fue "ni consultado ni informado" por el poder central. Sin embargo, añadió: "Lo mejor es que se vote lo más rápido posible" para comenzar a pensar cómo enfrentará Argentina la crisis.

Por su parte, Giacomino consideró que el cambio de fecha "no es bueno", aunque dijo que lo podía comprender. "Uno puede entender la crisis", precisó, en alusión al argumento usado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para justificar el proyecto que tratará el Congreso.

"Este tipo de cambio no es bueno –repitió–, hay que respetar el calendario. De todos modos, uno puede entender la crisis, y si se considera necesario se tomará esta medida. Me sorprendió, claro", fueron las palabras empleadas por Giacomino cuando fue entrevistado por Radio Universidad.

Schiaretti, más allá de la incomodidad que le generó no haber sido notificado, opinó sobre quiénes son los candidatos "mejor posicionados" en Córdoba.

"Mientras nosotros no tenemos candidatos instalados, las otras fuerzas sí tienen; quien lidera la intención de votos es (Rubén) Martí con 25 por ciento, seguido por (Luis) Juez con un 23 por ciento", dijo el gobernador. Pero luego se expresó en el mismo sentido que Giacomino, cuando dijo que lo mejor es "que se vote lo más rápido posible y nos dediquemos a ver cómo enfrentamos la crisis mundial".

"Estoy convencido que el justicialismo de Córdoba va a ganar las elecciones porque el Gobierno tiene un índice de aprobación del 53 por ciento", dijo el mandatario provincial, para luego agregar: "Hay que mirar la preocupación de la gente más que el interés partidario. Los intereses de la gente hoy pasan por ver que la crisis no llegue, no perder el empleo".

Cuando le preguntaron a Schiaretti por qué no había sido consultado por la Presidenta, respondió: "No tengo elementos para decir porqué".

A su vez, Giacomino reunió en su casa el sábado pasado al consultor Mario Riorda y a un grupo de colaboradores para analizar la estrategia.

Comentá la nota