Adelantaron que el municipio buscará evitar la llegada de la "gripe porcina".

El secretario de Salud y Desarrollo Social de Villa Carlos Paz, Alejandro Luchessi, adelantó ayer que el municipio decretará una serie de medidas preventivas para evitar la llegada de la gripe porcina en la ciudad.
Según manifestó Luchessi, en declaraciones a la prensa, entre las primeras medidas que se encararán, se establecerá que sea obligatorio el uso de guantes y barbijos para los trabajadores que manipulen alimentos en comercios.

"Entre las tareas que se harán, se informará a la población que aquellos trabajadores de comercios en los que se manipulen alimentos, como fiambrerías, heladerías, supermercados, restaurantes o rotiserías, deberán portar manoplas o guantes y barbijos"; sostuvo el funcionario, quien añadió que resulta "necesario" que el Departamento Ejecutivo local emita un decreto con las medidas preventivas a desarrollarse.

Esta última resolución se apoya en que la enfermedad se propaga de "persona a persona", con lo cual la noticia de la expansión de enfermedad obligó a extremar las medidas en diversos países del mundo, entre los cuales se encuentra Argentina, México, Estados Unidos y tiende a extenderse por el continente europeo.

En este marco y para establecer la resolución impulsada por el gabinete municipal, hoy se desarrollará una sesión especial del Concejo de Representantes para aprobar un proyecto de ordenanza que sustente las normativas que aplicará el municipio.

Por último, también se precisó que el municipio continuará con las tareas para evitar el contagio de dengue (que desde la Provincia aseguran aún no ha alcanzado el pico de infección en el territorio cordobés), que incluye la fumigación de espacios abiertos, plazas y pastizales.

Comentá la nota