Adelantará Scioli la jubilación de unos 10.000 agentes estatales

La medida comprende a empleados de 60 años con 35 de servicio; críticas gremiales
LA PLATA.? El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, puso en marcha un plan para jubilar a unos 10.000 empleados estatales, en medio de la crítica situación fiscal que atraviesa la provincia y cuando faltan menos de tres meses para las elecciones legislativas.

Las jubilaciones no serán "forzosas", expresó Scioli. "Se van produciendo en forma normal, de acuerdo con los pedidos que se realizan", dijo.

No obstante, los gremios de empleados estatales se oponen a la medida y la calificaron como "un principio de ajuste".

Según se informó, las jubilaciones de oficio se aplicarán a empleados que tengan 60 años de edad y acrediten 35 años de servicio. "Las distintas reparticiones de la administración pública serán las encargadas de verificar cada caso. El proceso ya está en marcha. Algunos cargos se mantendrán y otros serán cerrados", dijo a La Nacion el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango.

Según el funcionario, la medida no fue pensada para recortar gastos y así poder pagar el medio aguinaldo pocos días después de que se celebren las elecciones legislativas, el 28 de junio próximo. "Lo que podemos ahorrar con estas promociones no tendría un sustancial efecto en el pago del medio aguinaldo. Además, ya es tarde para hacer algo así. No es una línea política que se ha bajado agresivamente. Este tipo de jubilación es una forma de abrir la promoción a nuevas camadas de empleados", afirmó Cuartango al responder los cuestionamientos gremiales.

Las jubilaciones alcanzarían a unos 10.000 de los 450.000 empleados estatales que forman la planta permanente bonaerense (215.000 en el área de Educación, 54.000 en Seguridad, 43.000 en Salud y 138.000 en otras áreas de la administración pública).

"El gobierno de Daniel Scioli ha incorporado paulatinamente al sueldo de los empleados sumas que hasta ahora estaban en negro. Por eso creo que muchos empleados, que ya tienen 35 años de servicio, se acogerán a esta normativa sin que la medida represente una pérdida sustancial de dinero", explicó Cuartango.

El plan provocó la reacción de dirigentes gremiales y de legisladores de la oposición. El diputado nacional Jorge Sarghini, ex ministro de Economía bonaerense, dijo que la medida está inducida por la crítica situación fiscal que vive la provincia.

"Nada se resuelve con este tipo de acciones. La solución está en un solo lugar, que es el gobierno nacional. Scioli muestra cierta desesperación y pone de manifiesto cómo están las finanzas de la provincia", sostuvo el legislador, que hoy milita en el peronismo disidente liderado por Felipe Solá.

El secretario de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) provincial, Julio Ortellado, se opuso al adelantamiento de las jubilaciones, medida que considera totalmente inconsulta. "El gobierno ya nos tiene acostumbrados, pero no nos vamos a dejar persuadir con este tipo de decisiones unilaterales que lo único que hacen es menoscabar los espacios de discusión democráticos", sentenció el dirigente gremial de ATE.

Ayer por la tarde, el gobernador Scioli salió a hablar sobre el tema y, en declaraciones a la prensa, dijo: "Las jubilaciones se irán dando de forma normal, sobre la base de los pedidos que se realicen en el ámbito de la administración pública".

Inmediatamente, Scioli destacó: "Hay que ir descomprimiendo los conflictos, escuchando a todo el mundo, buscando consensos y tratando de buscar las respuestas entre lo ideal y lo posible".

Según el gobernador, la recaudación se mantiene de acuerdo con lo previsto.

"No vemos indicios que nos preocupen especialmente; al contrario, estamos afrontando la crisis global con normalidad."

Lo cierto es que la provincia de Buenos Aires está en una situación económica muy complicada. Tiene un desfinanciamiento que ronda los $ 7000 millones. De éstos: $ 2050 millones corresponden a los gastos operativos que están en rojo en las cuentas; $ 2900 millones, a vencimientos de la deuda provincial, y otros $ 2000 millones, que serán destinados al pago del aumento de los salarios docentes y de los empleados estatales, montos que no figuraban en el presupuesto de $ 53.000 millones aprobado para el corriente año.

Ahorro

Si bien el ministro Cuartango destacó que la medida no ha sido tomada para recortar gastos, reconoció que con el plan de jubilaciones anticipadas el Estado bonaerense ahorrará dinero.

"En muchos casos, se dejará de pagar antigüedad, ya que habrá un corrimiento de la planta y el empleado que sea nombrado, ingresará desde cero. En otros casos, como en el sector docente, hay muchos directivos y maestros que cumplen tareas pasivas y que ya tienen un maestro suplente al frente del aula. En esos casos, se nombrará al docente y el cargo podría quedar anulado", comentó el funcionario.

Scioli, además, destacó que las vacantes que hubiera a partir de las jubilaciones adelantadas podrían ser ocupadas para los sectores prioritarios de su gestión, como la seguridad.

Por otra parte, el secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) provincia, Hugo Godoy, dijo que no aceptarán ninguna jubilación compulsiva. "Esto es un principio de ajuste. Los cargos de las personas que se jubilen se van a perder. Esto es así, porque el año pasado ocurrió lo mismo, y todos sabemos que se hace para reducir costos. Nosotros no lo vamos a permitir", concluyó.

Los números bonaerenses

* El plan . Las jubilaciones de oficio que prevé instrumentar el gobernador Scioli se aplicarán a empleados estatales que tengan 60 años de edad y acrediten 35 años de servicio. La distintas reparticiones de la administración pública serán las encargadas de verificar cada caso. El proceso ya está en marcha.

450.000

Total de estatales bonaerenses

* La provincia de Buenos Aires tiene 215.000 empleados en Educación, 54.000 son policías; en Salud, hay unos 43.000; en otras dependencias, hay 138.000 trabajadores.

$ 7000

Millones

* Es el total de la necesidad financiera provincial; $ 2050 millones son para gastos operativos; $ 2900 millones, es para cancelar deuda, y $ 2000 millones, para cubrir el aumento docente.

* Las críticas . La medida bonaerense cosechó duras críticas de los gremios y de la oposición que adujeron que con ello se hará un ajuste encubierto. Pero el ministro de Trabajo Oscar Cuartango dijo que el plan no fue pensado para recortar gastos ni para poder pagar el aguinaldo de junio próximo, como se especuló.

"La economía está en forma"

* "Nosotros vemos señales de que la actividad económica se mantiene en forma, la recaudación se mantiene de acuerdo con lo previsto y en forma sostenida", dijo ayer el gobernador Daniel Scioli al evaluar el impacto de la crisis económica mundial en el país. "No vemos ningún indicio que nos preocupe", destacó.

Comentá la nota