“El adelantamiento perjudica más a Giustozzi que a la oposición”

Tras el anuncio del Gobierno de adelantar los próximos comicios legislativos para junio, los dirigentes de Convocatoria Brown Stella Maris Alló y Carlos Cabral coincidieron ayer en que la medida es una muestra de debilidad del oficialismo.
Además, aseguraron que a nivel local, la iniciativa “perjudica más” al gobierno comunal de Darío Giustozzi que a la oposición. “El Intendente debe estar preocupado porque no va a poder montar el show que pretendían con las obras que estaban anunciadas para este año”, señalaron.

Los dirigentes de Convocatoria Brown Stella Maris Alló y Carlos Cabral criticaron las razones que llevaron al Gobierno nacional a adelantar las elecciones legislativas para junio al destacar que se trata de una señal de debilidad del kirchnerismo, “que sabe que no llega en pie a octubre”, pero advirtieron que a nivel local el corrimiento de las fechas perjudica más a la administración de Darío Giustozzi que al peronismo disidente que ellos encarnan en el distrito.

“El Intendente debe estar preocupado porque no va a poder montar el show que pretendían con las obras que estaban anunciadas para este año, aunque la verdad es que tengo dudas de que las hubiese concretado si las elecciones se hacían en octubre”, analizó Alló en diálogo con Info Región. La ex secretaria de Obras Públicas del distrito evaluó que “los estudios de factibilidad y los plazos técnicos que se necesitan hacen imposible que se cumpla con los plazos establecidos”.

Por su parte, el ex concejal Cabral coincidió en que el acortamiento de la campaña va a abortar la estrategia oficialista en el distrito, “que pretendía organizar una puesta en escena con objetivos meramente electorales”.

Ambos dirigentes coincidieron además en que el oficialismo sufrirá seguramente una acelerada pérdida de dirigentes que “en pocas semanas chocarán con una realidad muy diferente a las promesas que escucharon hasta ahora” de boca del jefe comunal.

“Se van once concejales oficialistas, y hay muchos otros dirigentes que están afuera que quieren ser candidatos. Cuando adviertan que las promesas no se cumplen, seguramente no se van a quedar muy tranquilos”, ironizaron.

Para los representantes del peronismo disidente, su sector está mejor preparado para las elecciones porque, “viene trabajando ordenadamente desde fines del año pasado, concientes de que el impacto de la crisis podía obligar al gobierno a caer en este tipo de maniobras especulativas”.

“Algunos decían que nos habíamos adelantado cuando en setiembre empezamos a organizarnos, pero está a la vista que era necesario estar preparados para esta contingencia”, advirtió Alló.

En tanto, Cabral criticó también el modo “autoritario y prepotente con el que Giustozzi finalmente asumió la conducción del PJ local”, y consideró que fue una muestra de la “desesperación que existe en el oficialismo para ocupar espacio antes de que los arrastre la caída del kirchnerismo”.

Comentá la nota