El adelantamiento de las elecciones trajo dispares lecturas en Tandil

“Causa sorpresa y preocupación. La realidad es que una convocatoria de esta cartacterísticas genera mucha preocupación, porque en principio altera la previsibilidad, las reglas de juego que deben existir. Obviamente que alteran todos los procesos electorales que habían comenzado teniendo en cuenta la fecha de la elección”, fueron las palabras elegidas por el jefe de gabinete comunal y pre candidato a senador por la quinta sección electoral, Carlos Fernández.
En diálogo con el programa Examen Final de la AM 1560, el radical añadió que “ introduce un concepto que llama poderosamente la atención, en boca del presidente del partido Justicialista y ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner, cuando plantea sobre la gobernabilidad. Con las experiencias que tenemos realmente asusta y genera una enorme preocupación”.

Para Fernández, “no es un dato menor alterar las reglas de la democracia. Esto va más allá de una picardía. Hay una profunda especulación que el agravamiento diario de la crisis producto de la incapacidad de moderar y resolver los conflictos que el propio oficialismo ha generado. Además de especular con algunos resultados adversos previsibles que se estaban dando en el país”.

Pronosticando una derrota kirchneristas más tarde o temprano en las urnas, el funcionario consideró que “tras lo que suceda en la elección es donde uno espera que aparezca la madurez del Gobierno nacional para cambiar su actitud”.

Así fue que descargó toda su artillería a la hora de criticar el estilo de gobierno: “ha estado acostumbrado a manejarse con látigo y tendrá que comprender que hay que dialogar con los distintos sectores de la sociedad y que no es suficiente una mayoría circunstancial para generar el nivel de dependencia que se ha pretendido generar en el país, y la destrucción sistemática de todos los partidos políticos, coptando dirigentes, profundizando día a día la dependencia de los gobiernos provinciales y municipales, presionando permanentemente con la dádiva a unos u otros de acuerdo a la sintonía que en cada momento se tenga, bueno, con la definitiva desaparición de reglas de juego que permitan gobernar adecuadamente”.

Preguntado sobre si esta iniciativa colocaría a los oficialismos con mayores chances de ganar, Fernández dijo no saber si por ser oficialismo se corre con ventaja, “es un marcado signo de debilidad. Correr o no con ventaja es una cuestión muy politizada que hacen a un microclima, en realidad la discusión y el debate está instalado en la sociedad y lo que hace una decisión de éstas características es demostrar una enorme debilidad”.

En el aspecto local, afirmó que “la gente tiene juzgada una gestión con mucha más anticipación que la que creemos los que intentamos trabajar en este tipo de cuestiones. La cuestión más profunda la gente lo tiene decidido mucho más de lo que nosotros creemos”.

En cuanto a su candidatura y tiempos de campaña, aceptó que “cambia abruptamente el escenario, estoy en Mar del Plata -ayer- precisamente reunido con referentes seccionales. Probablemente haya una reunión el lunes o martes en el que se analizará como se reacomoda este escenario y, en primer lugar, saber qué actitud tomará el Congreso nacional, para ver si este proyecto de ley atraviesa todas las etapas. Acá se están dando por sentado algunas cosas cuando falta que se de el debate tanto en Diputados como en el Senado, recién allí quedará definido un nuevo esquema electoral o no”.

Retomar la iniciativa

“Esto es para demostrar que gobiernan los peronistas. Porque a veces se ponen en duda quién gobierna, si los kirchner son peronistas o no. Bueno, esto demuestra que el peronismo está gobernando. Es una características del peronismo, que hace a manejar los tiempos, tener la iniciativa política”, fue la primera reflexión del justicialista José Rubén Sentís. También en comunicación con multimedios La Voz, indicó que le parece “inteligente unificar el escenario político y la necesidad que tiene el país de definir la cuestión electoral”.

“Siempre he sostenido dos cuestiones en materia electoral: una que los comicios siempre debieran ser unificados. En épocas de crisis la centralización de las elecciones es muy positivo. Además entiendo que las elecciones debieran hacerse cada cuatro años, porque es muy difícil cada dos años someter a la gente y a quienes conducen. Se está más tiempo pensando en estrategias electorales, en internas, que en gobernar el país”, argumentó.

Acerca del debilitamiento del Gobierno, respondió que “está claro que hay una crisis y arrastra al sistema político. En este contexto hay que tomar medidas económicas que se están tomando y no es bueno que los políticos estén distraídos en temas electorales”.

Sobre la oposición, afirmó que “se adelantan 90 días nomás los comicios. Si la oposición no está preparada evidentemente es un problema de ellos. Es muy difícil el rejunte que están promoviendo. Se están juntando gente que había sido expulsada del partido, como Cobos, Carrió. Solá era kirchnerista hasta hace seis meses y ahora se junta con sectores antikirchneristas. Es muy difícil arreglarlo ahora o dentro de 90 días, el problema es lo mismo”.

Cerrando, consideró que la iniciativa “generará que no haya internas, y en el caso que tampoco existan colectoras, evidentemente va a haber que ponerse guantes de box para resolver el tema de la lista. Nosotros estamos en entrenamiento permanente”.

Comentá la nota