Adelantamiento de las elecciones: “Aparece como una decisión sensata”

Teniendo en cuenta el difícil marco internacional que se presenta a partir de la caída de Wall Street, y considerando las implicancias del mismo en nuestra región, se plantea un escenario de tensiones sociales, productivas, económicas y de intereses sectoriales que detienen la normal evolución de nuestros pueblos.
En ese contexto, y en un año de elecciones legislativas, en donde los conflictos se magnifican teñidos por la misma puja electoral, resulta harto difícil pensar en transcurrir los meses que nos separan de octubre, teniendo como único tema la puja electoral, pasando a segundo término las cuestiones importantes que tienen que ver con la vida de los argentinos: el empleo, la educación, el nivel de ingreso, la seguridad alimentaria, la vivienda, la distribución de la riqueza.

Por su parte, el Gobierno, está tomando medidas concretas para sostener el empleo, garantizando el consumo y fomentando el crédito. Distintas fuerzas productivas, políticas, industriales, trabajadoras, movimientos sociales, empresarios, emprendedores, han comprendido la gravedad del momento y han comprometido su esfuerzo, trabajo y dedicación para tratar de que los efectos negativos del colapso financiero internacional afecten lo menos posible a los hogares argentinos.

Lamentablemente, persisten en nuestro país, sectores minoritarios que no están dispuestos a acompañar este esfuerzo y se dedican a boicotear permanentemente las propuestas y los logros del Gobierno sin siquiera analizar los beneficios que conseguirían para su sector.

En definitiva, se corre el riesgo de pasar casi ocho meses discutiendo, peleando estérilmente y con el país paralizado, sin resolver los problemas de fondo de la realidad actual.

Es por eso, que esta decisión de la presidenta Cristina, aparece como una decisión sensata , racional y realista y posibilita, una vez resuelta la contienda electoral, la puesta en marcha del país industrial y productivo que todos queremos y necesitamos.

Comentá la nota