Es ley el adelantamiento de los comicios y se vota el 28 de junio

Es ley el adelantamiento de los comicios y se vota el 28 de junio
El Senado aprobó ayer la reforma al Código Electoral por 42 votos afirmativos contra 26 en contra
A 48 horas del vencimiento de los plazos legales, el Gobierno consiguió finalmente anoche la sanción del proyecto de ley que lo habilita a una convocatoria anticipada de los comicios nacionales legislativos para el 28 de junio próximo.

Apenas diez días después de su ingreso en el Parlamento, el Senado aprobó por 42 votos positivos contra 26, la iniciativa impulsada por la Casa Rosada para alterar el cronograma electoral y adelantar cuatro meses los comicios inicialmente previstos para octubre.

El oficialismo logró superar en 5 votos los 37 necesarios para la sanción de la ley que establece una reforma "excepcional" del Código Electoral.

Fue el desenlace de un trámite parlamentario relámpago, a medida de las necesidades del poder central que debe realizar la convocatoria a comicios nacionales con 90 días de anticipación. El Gobierno asume esa prueba electoral como un "plebiscito" de gestión.

Tras casi diez horas de debate, el oficialismo consiguió la sanción del proyecto con el alineamiento de 39 senadores del Frente para la Victoria (FPV) y el respaldo de aliados provinciales que le permitieron llegar con holgura a la mayoría especial que requería la sanción.

Ese cuadro quedó facilitado con el voto de Horacio Lores (Movimiento Popular Neuquino) y la sorpresiva decisión de los senadores de Tierra del Fuego: María Rosa Díaz y José Carlos Martínez, de renunciar al ARI y abroquelarse con el kirchnerismo.

De los cuatro senadores que estuvieron ausentes, tres -Carlos Menem, Sonia Escudero y Liliana Negre- habían anticipado su rechazo, mientras que el oficialismo contaba como propio el voto finalmente fallido de María Bongiorno.

Como sucedió la semana pasada en la Cámara de Diputados, el rechazo al proyecto de la presidenta Cristina Fernández unió en un mismo arco al radicalismo, la Coalición Cívica (CC), el Partido Socialista, el peronismo disidente y otras fuerzas provinciales.

El debate de ayer se prefiguró como un anticipo de la campaña electoral, en los hechos lanzada desde que el Gobierno apuró el adelantamiento.

El conflicto con el campo y la reciente decisión oficial de coparticipar las retenciones a la soja, el debate por la inseguridad y los posibles efectos de la crisis financiera internacional, fueron eje de los discursos centrales.

Por la bancada radical, el mendocino Ernesto Sanz advirtió que el Gobierno "perdió legitimidad" en la gestión; acusó a la administración central de ejercer una "concentración de herramientas institucionales" sin antecedentes históricos.

A su vez, su colega jujeño y titular del radicalismo, Gerardo Morales, cuestionó la "presión" del Ejecutivo a los gobernadores y apuntó, a modo de ejemplo, al gesto de respaldo de los senadores fueguinos que alivió los cálculos oficiales en el recuento final de votos.

Desde el oficialismo, el jefe de la bancada del FPV, el rionegrino Miguel Ángel Pichetto, defendió la decisión del Gobierno para evitar una "maratón electoral interminable", y criticó a las administraciones opositoras, en especial el santafesino Hermes Binner, que desdoblaron los comicios.

Además, Pichetto reconoció el carácter plebiscitario que el kirchnerismo otorga al test electoral de las legislativas. "Siempre una elección legislativa es una elección intermedia que supone una evaluación de la gestión", razonó.

En un giro sorpresivo, el Gobierno impulsó el adelantamiento de los comicios legislativos a mediados de marzo. La Presidenta envió la iniciativa al Parlamento tras la derrota electoral en la provincia de Catamarca y después de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, confirmara el adelantamiento de los comicios en la Capital Federal para el 28 de junio.

Con la jugada, el Gobierno aspira a evitar comicios escalonados y, en su mayoría, con pronósticos adversos hasta octubre. Además, apuesta a sortear los efectos más negativos de la crisis financiera internacional que los analistas estiman que se sentirá con fuerza en el segundo semestre del año.

Comentá la nota