Adaro le solicitó a Meoni que llame a una consulta popular para resolver el tema del bingo

Adaro le solicitó a Meoni que llame a una consulta popular para resolver el tema del bingo
Según el representante de De Narváez en Junín, con el juego en las vecinas localidades se ha llegado "a la degradación moral e intelectual del hombre" y pide que los juninenses tomen la decisión final" de una posible instalación.
El referente en Junín de Francisco De Narváez, Sergio Adaro, volvió a manifestarse en contra de la instalación de una sala de juego en la ciudad y le solicitó al intendente Mario Meoni, que antes de tomar una decisión final sobre este tema, "convoque a una consulta popular para que sean los juninenses los que tomen la decisión final y no algunos funcionarios que tienen intereses inconfesables en el tema".

"El negocio del juego en la provincia de Buenos Aires esta signado por un oscurantismo total y Junín no es la excepción" dijo Adaro.

Tratándose de determinaciones que tendrán enorme influencia en el ámbito ético de la población, Sergio Adaro, le solicito al intendente Mario Meoni, que "no avance en la instalación del una sala de juego, sino después de haber realizado amplias consultas a la ciudadanía" sobre el tema en cuestión.

"No se puede apelar a la instalación de un bingo, para financiarse. Tenemos que generar fuentes de trabajo legítimas, no timba" expresó el dirigente, quien agregó "no nos equivoquemos, discutamos el tema con la seriedad que se merece y con un análisis profundo, más allà que la caja del Municipio hoy esté demacrada y consumida por la fiesta de algunos funcionarios".

Adaro, volvió a proponer que el Concejo de Deliberante apruebe una ordenanza que prohíba en todo el Partido de Junín, la Instalación de casinos, bingos, y/o casas de juego que alberguen máquinas Tragamonedas y/o de cualquier otra denominación que permitan el juego por dinero o fichas.

El referente de de Narváez agregó que "la llegada de un Bingo a Junín significaría apelar al vicio del hombre. No resulta conveniente para el comercio, para las actividades confesionales, y menos para el propio crecimiento espiritual moral e intelectual del ciudadano de bien".

"Basta simplemente observar lo acontecido en las cercanas ciudades de Chivilcoy y Luján y Pergamino, de donde se quiere traer el bingo. Se han destruido familias, se han quebrado económicamente infinidad de ciudadanos, han aumentado los índices de suicidio, de prostitución, han aumentado la pérdida de propiedades en manos de los capitalistas o prestamistas del juego y se ha socavado la cultura del trabajo, llegándo a la degradación moral e intelectual del hombre", dijo finalmente el dirigente de De Narváez.

Comentá la nota