ACyS: "Para el 28, somos la única opción"

El viernes marcaron sus diferencias con el kirchnerismo • Los actuales concejales y los candidatos criticaron la unión de Selva con Zubeldía y sostuvieron que son la única garantía de control a la actual hegemonía pejotista.
El pasado viernes los integrantes del Acuerdo UCR-CC realizaron un encuentro con los medios en el cual expusieron la necesidad de modificar el actual esquema de poder político. "Desde la presidenta hasta el intendente ejercen el poder de manera casi autocrática", afirmaron y explicaron que se entiende a la autocracia como "el sistema de gobierno en el cual la voluntad de una persona es la suprema ley".

Para los integrantes del Acuerdo este concepto se pone de manifiesto en "el avasallamiento permanente de los poderes legislativos. Podríamos escribir un libro con la infinidad de normas sancionadas por el HCD que Selva insiste en ignorar", dijeron y agregaron: "Encima obtiene la venia judicial para incumplirlas gracias al perverso sistema de la designación de funcionarios judiciales: los que no acatan la orden del gobierno, no obtienen los ascensos", graficaron.

En este sentido cuestionaron "el uso indiscriminado de los superpoderes y los decretos de necesidad y urgencia, herramientas de las cuales se ha servido el poder para consumar este avasallamiento sobre las instituciones republicanas", recalcaron.

Control ausente

Los actuales concejales y los candidatos cuestionaron "el espurio pacto Selva-Zubeldía" que "violó la voluntad popular. A Zubeldía lo votaron para que controle a Selva, no para que acompañe sin protestar la voluntad del intendente. El pacto, que esconde a Zubeldía en el segundo lugar de la lista kirchnerista, le permitió a Selva tener los votos necesarios para hacer lo que quiso el último año. Y lo único que pudo hacer fue una reforma estructural, como los canteros, sin ningún tipo de planificación", dijeron y recordaron que los votos de los ediles de Zubeldía "permitieron que Selva se aumente escandalosamente su sueldo y que los trabajadores municipales sigan con sus magros salarios", enfatizaron.

Apoyo cívico

Los integrantes del Acuerdo están convencidos que "los dos sectores pejotistas locales son parte del mismo sistema. Ayer fue Selva-Zubeldía y hoy Selva-Benítez. Pero por suerte los mercedinos ya se dieron cuenta y de manera espontánea se han volcado a acompañarnos y darnos su apoyo. En forma silenciosa, sin estridencias, sin insultos y sin trampa el domingo vamos a dar la gran sorpresa", dijeron los dirigentes para quienes la sociedad "ha evaluado nuestro accionar: se han dado cuenta que somos capaces de proponer, controlar y construir de manera eficaz e independiente. O sea que se han dado cuenta que para el 28 somos la única opción".

No electoralista

Sobre las críticas en torno a esta nueva alianza, los integrantes del Acuerdo sostuvieron que "no nació como fruto de una necesidad electoral o con el objetivo de medir fuerzas usando una elección general como parte de una interna partidaria. Nació en torno a la necesidad de construir una alternativa de poder seria, con proyección futura para cambiar de una vez por todas la realidad local, provincial y nacional", explicaron. "El Acuerdo es la mayor garantía de pluralidad, participación, respeto por las instituciones y la debate democrático de las ideas. El Acuerdo es la garantía de que quienes asuman sus mandatos van a cumplir la voluntad de los vecinos, y no se van a borocotizar. El Acuerdo es un espacio que buscará la integración de otros sectores para gobernar para todos. Tal vez por ello, decimos que el 28, somos la única opción", concluyeron.

Comentá la nota