La UIA acusó al Gobierno de haber abandonado el proyecto industrial

La UIA acusó al Gobierno de haber abandonado el proyecto industrial
Héctor Méndez retomó el control de la central industrial con fuertes críticas. Dijo que "cambiaron las prioridades" para el oficialismo. Pidió un dólar más caro
Con un tono mucho más crítico que el que caracterizó a la UIA durante los años de bonanza industrial, e incluso hasta el año pasado, el empresario plástico Héctor Méndez tomó ayer el mando de la entidad, en reemplazo del metalúrgico Juan Carlos Lascurain. Su definición sobre la actual política económica fue categórica: "Este Gobierno fue industrialista". El dirigente marcó así los lineamientos de lo que será su gestión hasta abril de 2011, fundamentalmente, plantearle al Gobierno "las políticas que se hacen mal".

"La relación con el Gobierno siempre es difícil. El vínculo debe ser el mejor, pero hay que hacer las críticas cuando las cosas no salen como deberían", enfatizó Méndez en una charla con la prensa, luego de participar de la votación y el acto de asunción, junto a los más de 70 industriales de todo el país. Lejos de amedrentarse, el empresario de la industria plástica asumió, al menos por ahora, el rol que tanto esperaban las bases: plantear con firmeza los reclamos de los diversos sectores. "Lo único que no podemos hacer es no oir a las bases", afirmó Méndez, en referencia a que, según creen en la línea de la Celeste y Blanca, la conducción de Lascurain fue personalista y desoyó los pedidos del interior.

Sobre el dólar, advirtió que "cuando la paridad se aleja de la realidad surgen preocupaciones" aunque reconoció que una mayor devaluación afecta "el poder de compra de los salarios". Sin filtros, el industrial que ocupará por segunda vez la presidencia de la institución –la condujo entre 2005 y 2007– afirmó que el Gobierno y los empresarios estuvieron "desafinando" en los últimos años.

En el primer caso, porque no realizó al modelo las correcciones necesarias, mientras que en el segundo caso, porque "en épocas de bienestar, hay una tendencia a ser menos críticos". "Muchos de nuestros proyectos y planteos, como la nueva ley de ART, la ley Pyme y el Pacto Social, entre otros, no salieron. Creo que fuimos demasiado tolerantes", aseveró Méndez, quien agregó: "Siempre es difícil hablar ante un gobierno y sobre todo cuando tiene una personalidad fuerte, pero tiene que quedar claro que hacer críticas no es ser opositor".

Al manifestar que la administración de Cristina Fernández "fue industrialista", el empresario del plástico debió aclarar, ante una pregunta de un periodista, cuál es su visión actual al respecto, a lo que respondió que "el Gobierno hoy está más complicado" y "debe haber cambiado las prioridades". También consideró, en referencia a los comicios legislativos, que "la lucha electoral siempre juega en contra del pueblo".

La UIA no esperó la asunción de Méndez para cambiar la estrategia comunicacional. Luego de fuertes presiones de las bases, en los últimos meses la conducción de Lascurain había comenzado a manifestar su descontento con las políticas oficiales. De hecho, una de las decisiones más importantes en este sentido fue la publicación del informe propio de actividad, que desde enero viene mostrando caídas de la industria mucho más pronunciadas que las reflejadas por el Indec. En febrero, el índice de la UIA mostró una merma interanual de 12,2%, contra una disminución oficial de 1,1%. Ante una consulta sobre este informe, Méndez aclaró que no se trata de un "hecho político", pero se preguntó: "Si no tenemos autoridad para decir lo que está bien y lo que no, ¿qué estamos haciendo acá?".

Pedido a Cristina

El flamante titular de la entidad adelantó que en los próximos días le pedirá una reunión a la presidenta Cristina Fernández y que se definirá la agenda sobre la cual trabajará la nueva conducción. Aunque evitó referirse a medidas en particular, señaló que peleará para obtener medidas que preserven el empleo y que "si la lucha por mejorar el tipo de cambio es un mecanismo para lograrlo, se peleará por eso". "Vamos a tener una agenda que busque consensos, ya que la UIA es plural", enfatizó. Méndez también se mostró preocupado por la puja salarial y remarcó que "se dará lo que se pueda dar, si se puede".

Comentá la nota