Acusan al ministro de la Producción de intentar dividir a los agricultores

Sostienen que esta mañana intentó generar confusión entre la protesta de Alvear y la de Santa Rosa. Por este motivo, en el Este insisten que sólo aceptarán la presencia del gobernador Jaque.
El ánimo en Santa Rosa, por la rentabilidad del sector agrario, cuyo disparador ha sido la cosecha de damasco que prácticamente ya está perdida este año, cada vez se enciende un poco más.

El motivo del malestar creciente de hoy jueves ha sido nuevamente el ministro de la Producción Guillermo Migliozzi, “debido a que ha estado emitiendo versiones cruzadas e incorrectas entre la manifestación de Alvear y la de Santa Rosa”, dijeron molestos los productores que bajo el aplastante sol eran informados minuto a minuto sobre los movimientos del funcionario en el Sur provicial.

“A los de Alvear los ha ido a apurar diciéndoles que con nosotros ha arreglado y a nosotros el único que nos habló esta mañana ha sido Alfredo D´Angeli, quien prometió que mañana confirmará el día y la hora de su visita al departamento para interiorizarse del problema que estamos atravesando”, dijo Daniel Quistapace, al mismo tiempo que coordinaba la entrega de frutas a quienes eran demorados y el movimiento de tractores que entraban y salían del asfalto.

“Estos se creen que nosotros no nos comunicamos y en verdad es que estamos más unidos que nunca. Ayer ellos no vinieron a nuestra asamblea en el Club La Dormida porque ya habían decidido su modalidad de protesta y nosotros no”, amplió el líder natural de los productores de damasco, que en ningún momento recibieron la visita de algún funcionario. Durante la jornada de hoy, esperan la visita del intendente interino de Santa Rosa, José Antonio López, quien anoche envió un emisario a la asamblea con la confirmación de que “está con los productores y hará lo que los ustedes –por los productores- decidan”, confirmó. El asunto es que López sangra por la herida después de que en la reunión del martes en el sexto piso de Casa de Gobierno, Migliozzi lo dejó fuera de la reunión chica que se realizó luego de la primera ampliada en la que participaron los representantes del durazno, la aceituna y el damasco, entre otros.

Sin embargo, si bien los productores están cada vez más molestos con las estrategias del ministro de la Producción, ni siquiera lo esperan, más allá de que esta mañana cerca de las 12 se corrió la versión de que luego de ir a Alvear, visitaría el corte en la Ruta 7.

“Que no venga. No lo queremos ver. Aparte ya hemos dicho que sólo aceptaremos la presencia del gobernador Jaque que ahora está con Cristina”, comentó Quistapace, antes de que escucharan los anuncios de la presidenta por las radios de las camionetas al rayo del sol.

El corte se inició pasadas las 13.30, debido a que esperaron casi hasta último momento que llegara la gente “del pueblo de Santa Rosa” que quería participar pero que antes debían salir de sus trabajos.

La Policía de Mendoza había llegado a la intersección de la Ruta 7 y la entrada al pueblo de La Dormida cerca de las 11 y todo hasta esta tarde discurría con total normalidad.

La Gendarmería Nacional arribó al lugar del corte y la quema de cubiertas cerca de las 14.10 y, aunque si bien había generado inquietud en un primer momento la presencia de los uniformados de verde oliva, la manifestación de protesta prosiguió luego de que acordaran los detalles de cómo se realizaría.

“Nosotros somos gente de trabajo. En verdad no nos representa nadie. Todos nosotros somos los que protestamos y todos somos los representantes. No queremos problemas y no pretendemos generar incidentes, pero no nos moveremos de aquí hasta que venga Jaque. Seguiremos pero como hasta ahora, en forma pacífica y regalando la fruta”, de dijo Daniel Quistapace al oficial a cargo de los gendarmes que llegaron “para velar por la seguridad de quienes transitan por la ruta”, según dijeron.

La protesta de hoy, si bien había sido anunciada como una en la cual se tirarían 50 mil quilos de damasco, a primera hora de hoy jueves cambió. “En verdad los productores sienten mucha pena por tirar su trabajo y ver cómo las ruedas de los camiones la aplastan. Además no queremos generar suspicacias que después pueda aprovechar, sobre todo, Migliozzi. Por eso hemos traído bolsas y se las vamos a regalar, llenas de damasco, a los que se vean afectados por el corte”, explicó Quistapace, siempre secundado por Vicente López, el otro referente natural de la lucha emprendida.

Comentá la nota