Acusan a Lubertino de justificar actos antisemitas

Acusan a Lubertino de justificar actos antisemitas
Desde la comunidad judía, apuntaron contra la titular del INADI, que dijo que Israel "violó el derecho internacional y se le vino encima". El Gobierno tomó distancia de la funcionaria.
Las críticas contra las declaraciones de la titular del INADI, María José Lubertido, quien acusó al Estado de Israel de "violar el derecho internacional", se hicieron escuchar desde distintos sectores de la comunidad judía argentina, algunos de los cuales pidieron su renuncia. El Gobierno también tomó distancia de las expresiones que pronunció la funcionaria respecto de los escraches contra ciudadanos argentinos de origen judío por el conflicto en la Franja de Gaza.

“Israel violó las leyes del derecho internacional y se le vino en contra", fue la frase de Lubertino, que fue tomada como discriminatoria por los sectores judíos al entender que vinculó las protestas con el conflicto bélico en la Franja de Gaza.

Sergio Burstein, miembro de Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, consideró, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias , que la funcionaria "debe renunciar". Y consideró que los dichos de Lubertino le provocan la sensación personal de que "está justificando los escraches totalmente antisemitas". Advirtió, además, que "la frase de la funcionaria le recuerda al argumento "algo habrán hecho" por el cual se justificó el terrorismo de Estado en Argentina.

“Me recuerda a cuando fue la atentado a la AMIA, y el presidente Menem le dio el pésame al primer ministro israelí, como si los que murieron fueran israelíes y no argentinos”, disparó por su parte Diana Malamud, integrante de Memoria Activa.

En diálogo con Perfil.com, Malamud agregó: “ Me parece terrible la persecución por religión, como si fuera nuestra culpa lo que el gobierno israelí hace o no hace. No es mi gobierno, aunque estemos o no de acuerdo con sus acciones, mi gobierno es el argentino”, se quejó.

El director del Centro Simón Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder, afirmó a su vez estar “sorprendido” por las declaraciones de Lubertino, y agregó que quisiera creer que "se trató de un error en la trascripción, ya que yo no escuché sus declaraciones".

El Gobierno, por su parte, intentó despegarse de las afirmaciones de la funcionaria. "Me da la sensación de que fue una frase poco feliz, desafortunada. Sobre todo, porque en la Argentina logramos una convivencia entre religiones y tenemos que trabajar para mantenerla", reflexionó el jefe de Gabinete Sergio Massa.

Desde la AMIA, en tanto, prefirieron “no tomar posición” respecto de los dichos de la funcionaria. “No opinamos si se tiene que ir o no. La AMIA es una institución y no va a tomar posición sobre los dichos de una funcionaria del Gobierno. Estamos preocupados por el mar de antisemitismo que hay en la Argentina. Lo de Lubertino es sólo una gotita de agua en ese mar”, dijeron, sin más, ante la consulta de Perfil.com.

Por su parte, Laura Ginsberg, dirigente de la Agrupación por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (Apemia), opinó que en el país no hay “ningún tsunami antisemita” como, según su agrupación, las entidades israelíes intentan hacer creer. “DAIA y la Embajada de Israel vulgarizan el concepto de antisemitismo al confundir deliberadamente el repudio popular a los ataques del Estado de Israel con los ataques a individuos o a instituciones por su condición religiosa o étnica”, señaló Ginsberg a Perfil.com, leyendo una carta que escribió el 27 último, día en que se conmemoró a las víctimas del Holocausto

Comentá la nota