Acusan a la UCR de insinuar una postura desestabilizadora

El presidente del Frente Grande, Eduardo Sigal, cuestionó ayer a la conducción del radicalismo por descalificar el diáologo iniciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
"La conducción radical acaba de descalificar en duros términos el diálogo iniciado por el gobierno nacional con las diversas fuerzas políticas. No parece tener claro que la búsqueda de consensos no es un proceso instantáneo ni consiste en algo así como un cogobierno con la oposición", dijo Sigal.

e esta manera, el dirigente hizo referencia al documento emitido ayer por la UCR, en el que los dirigentes radicales criticaron el llamado al diálogo y dijeron que no tuvieron "señal alguna" en torno a las propuestas que le formularon al gobierno en ese sentido.

En un comunicado, el presidente del Frente Grande recordó que en el país "existe un gobierno legítimo" y agregó que "en las recientes elecciones, la ciudadanía se ha pronunciado por una composición más plural y equilibrada del Congreso".

Eso no significa la negación del derecho del gobierno nacional a orientar las políticas públicas. Va quedando atrás la Argentina de la extorsión corporativa; estamos en un país legal en el que gobierna quien gana las elecciones presidenciales", afirmó el dirigente.

Finalmente, para Sigal, "la política argentina necesita al radicalismo en la vereda de la defensa de las instituciones y la lealtad política".

Comentá la nota