Acusan a la Iglesia Universal de lavar dinero en Argentina

Acusan a la Iglesia Universal de lavar dinero en Argentina
Lo advirtió la Justicia paulista, que señala a 10 jerarcas de la secta de haber lavado u$s 2.000 millones. El papel del vicepresidente de Lula. Cómo opera en el país.
Mientras acusa de lavar dinero a los responsables de la Iglesia Universal, la Justicia brasileña advirtió que también habrían cometido el mismo delito en la Argentina, donde posee 110 templos y cerca de 500.000 seguidores. Así lo informó el diario Folha de San Pablo, que destacó que miembros del Ministerio Público consideran probable que la Iglesia Universal del Reino de Dios, considerada una secta, haya exportado a otros países, entre ellos la Argentina, sus métodos de lavado de dinero y tráfico de divisas.

La advertencia también alcanza a Italia y Estados Unidos, país este último donde se encuentra radicado el obispo Edir Macedo, máxima autoridad espiritual de la Iglesia, y dueño de la red de Radio y TV Récord, en Brasil.

Macedo, junto a otros nueve jerarcas de la iglesia, está procesado como sospechoso de integrar una "asociación ilícita" que lavó unos 2.000 millones de dólares desde 1995. La justicia del Estado de San Pablo inició el proceso a los diez jerarcas acusados de enviar donaciones de los fieles al exterior, a paraísos fiscales, las que regresaban luego a Brasil en forma de préstamos usados para comprar empresas, informó la agencia AFP.

"De acuerdo con la denuncia, Edir Macedo y los demás acusados hace diez años que vienen utilizando la Iglesia Universal del Reino de Dios para realizar fraudes en detrimento de la propia iglesia y de innumerables fieles", señala el comunicado de la Justicia de San Pablo. Los acusados utilizaban la Iglesia "en beneficio propio, captando los valores de los diezmos (donaciones), ofertas y contribuciones de los fieles", e invertían en bienes particulares, afirma la fiscalía, cuya denuncia fue aceptada por el juez Glaucio Roberto Brittes.

De hecho, los investigadores aseguran que localizaron depósitos por 3.000 millones de reales (unos 1.631 millones de dólares al cambio del día) en favor de la institución, entre marzo de 2003 y marzo de 2008. La Iglesia Universal recauda cerca de 1.400 millones de reales (761 millones de dólares) por año en Brasil, gracias a las donaciones de sus miles de fieles que se reúnen en los 4.500 templos de 1.500 ciudades brasileñas, según una investigación de los fiscales y la Policía Civil.

La Iglesia Universal en Argentina. "Se dicen evangélicos, pero no lo son, son una secta porque tienen una forma muy agresiva de manipular a sus seguidores", asegura en diálogo con Perfil.com Alfredo Silletta, periodista especializado en las sectas que operan en América Latina. Y asegura que la Justicia brasileña viene investigando desde hace muchos años a la Iglesia Universal por lavado de dinero, pero que nunca pasa de algún escándalo mediático. "Imaginate que el propio vicepresidente de Brasil (José Alencar), o sea, el vice de Lula (Da Silva), es miembro de ella", señala Silletta. En efecto, en 2005, Alencar renunció al partido de Lula y se afilió formalmente al Partido Municipalista Renovador (PMR), creado por la mismísima Iglesia Universal.

En el último de sus libros de investigación sobre sectas, Shopping espiritual, Silleta dedica un capítulo entero a la Iglesia Universal del Reino de Dios, donde explica cómo se convirtió en "un imperio político-económico-religioso", y relata como alcanza su poderío económico gracias a las donaciones a las que casi son obligados a entregar sus fieles.

En la Argentina, donde llegó en 1990, el poderío de esta secta también alcanzó niveles altísimos de poder. Según la investigación de Silletta, hay en todo el país unos 110 templos y cerca de 500.000 seguidores. Pero la secta también se alzó con algunos medios de comunicación, aunque de forma encubierta: "en 2001 compró Radio Buenos Aires (AM 1350) y la FM ubicada en 106.3 del dial, pero sus directivos no lo reconocen públicamente, ya que el COMFER no autoriza por ley que ningún grupo extranjero obtenga una licencia de radio o televisión", asegura el libro. Y destaca que su última gran actividad fue la compra del predio donde funcionaba el Mercado de la Flores, en el barrio porteño de Almagro, por la suma de 8.000.000 millones de dólares.

Comentá la nota