Las acusaciones de “locura” entre Maduro y la oposición

Las acusaciones de “locura” entre Maduro y la oposición

Crisis política en Venezuela. Los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo se han hecho mutuas acusaciones de ser supuestos “locos” y lanzado amenazas para demandarse por insania mental.

La tensión a nivel de locura. Los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo se han hecho mutuas acusaciones de ser supuestos “locos” y lanzado amenazas para demandarse por insania mental. No obstante, la pareja presidencial ha hecho mutis sobre el escándalo de sus sobrinos que han sido condenados por narcotráfico en los Estados Unidos.

Los sobrinos de Nicolás Maduro y la primera dama Cilia Flores: Efraín Antonio Campos Flores y Franki Francisco Flores de Freitas, de 30 y 31 años, esperan por su condena tras haber sido declarados culpables por conspirar en el tráfico de drogas de 800 kilos de cocaína, la que iba a ser transportada desde Venezuela hacia los EEUU vía Honduras.

El proceso penal tuvo lugar en la corte del Distrito sur de Nueva York la semana pasada. Los sobrinos fueron capturados con pasaporte diplomático venezolano por la DEA en Puerto Príncipe, Haití. La condena en prisión puede llegar hasta la cadena perpetua.

Los líderes de la oposición como el gobernador Henrique Capriles ha planteado investigar a la pareja presidencial por el caso de sus sobrinos en la Asamblea Nacional. Maduro tiene pendiente un juicio político en el parlamento por su responsabilidad en la crisis que padece el país.

Todos los dirigentes de la oposición han pedido que el presidente Maduro se pronuncie sobre el caso de sus sobrinos pero ha guardado un total hermetismo. Sin embargo, el mandatario no ha parado de insultar a los opositores y bailar salsa en sus dos programas televisivos “En contacto con Maduro” y “Así es la salsa”, elevando la indignación de los venezolanos por el tono de burla y cinismo que caracteriza la transmisión en cadena oficial.

Maduro reclamó ayer en su programa “En contacto” respeto a la oposición. Lanzó insultos contra Henry Ramos Allup y el alcalde de Sucre, Carlos Ocariz. "Este viejo está loco, pero loco de bolas", dijo al referirse al presidente del Parlamento. Mientras que al alcalde del municipio Sucre y representante de Primero Justicia en la mesa de diálogo lo llamó inmaduro: "¡Ocariz, cumple mijo! Que tú cambies no depende de mí pero tú sí puedes", señaló el mandatario.

En relación con la demanda que será interpuesta en contra de Ramos Allup, indicó que el documento está casi listo y cuenta con la asesoría de juristas, sociólogos y psiquiatras. "Aquí tiene que haber justicia porque no se puede ir por la vida insultando y llamando a la guerra civil y que no pase nada", apuntó.

Por su lado Ramos Allup dijo que Maduro "sueña conmigo todos los días" y “me ha convertido en la obsesión del Jefe de Estado. No hay acto, evento, cadena de radio y televisión que no se refiera a mi persona”.

"Es decir que me van a demandar y que porque estoy loco, el loco es otro”, dijo Ramos Allup. "Un loco peligroso que además de robar, de violar la Constitución, de haber ejercido el peor Gobierno que empezó su mentor, le ha robado la comida a la gente, a los niños y a la mujer, la medicina a los enfermos y la seguridad a los ciudadanos”, destacó. Un debate serio Jesús “Chúo” Torrealba, secretario ejecutivo de la mesa de la Unidad Democrática (MUD), se sumó a las críticas. Invitó a Maduro a un debate en vivo, en el que ambos deberán presentar ideas para superar la crisis en el país.

“Le propongo a que tengamos un debate frente a todos los medios de comunicación en tono de igualdad. Lo invito a demostrarle al país qué tiene en el cerebro, pero sin shows ni bailadera de salsa”, indicó Torrealba hoy en su programa radial “La Fuerza es la Unión”.

El dirigente señaló que ambos tendrán el mismo tiempo para desarrollar sus propuestas y no podrán utilizar insultos. “Vamos a sentarnos frente a todas las cámaras con un tiempo determinado y justo. Mostremos al país dos maneras diferentes de encarar la crisis”.

Coment� la nota