ATE acusa de no ser reconocida por las autoridades

Una situación particular es la que se estaría viviendo por estas horas en la localidad de Caleta Olivia entre los trabajadores afiliados a ATE y las autoridades locales. Así lo manifestó recientemente el titular del gremio, Alejandro Garzón, quien se refirió al despido y posterior reincorporación de dos trabajadores del Concejo Deliberante de la Ciudad de Caleta Olivia afiliados a ATE en medio de un conflicto gremial.
El dirigente gremial fue más allá y acusó a la titular del Concejo Deliberante y al mismo intendente de abuso de autoridad. “Ni la Presidenta del Concejo, ni el intendente Fernando Cotillo reconocen a ATE como entidad gremial de los trabajadores del Municipio de Caleta Olivia y eso da pie a que pasen estas cosas”, afirmó.

En este sentido, Garzón sostuvo que el año pasado ATE presentó toda la documentación que exige la Ley de Asociaciones Sindicales y específicamente, lo que invoca al estatuto social del gremio, el cual está homologado por el Ministro de Trabajo de la Nación. “ATE tiene ámbito en todo el territorio Nacional ó sea, se pueden afiliar los trabajadores del Estado nacional, provincial, municipal, sociedades del estado y mixtas”, precisó.

Más adelante, el dirigente gremial señaló que la relación con el Ejecutivo Comunal debe normalizarse. “Tarde o temprano el intendente Fernando Cotillo nos debe reconocer, ya que la mayoría de los municipios de la provincia nos reconocieron y mas aún cuando él como Intendente sufrió las consecuencias del paro que hemos realizado con los compañeros de la Empresa de Servicios Públicos que afectó los servicios básicos de la ciudad por el reconocimiento de ATE, no puede seguir dilatando esta cuestión”.

En el caso de extenderse esta situación las autoridades de ATE podrían convocar a una medida de fuerza, aunque señalaron que es algo que debe resolverse en asamblea.

Por otra parte, Garzón comunicó que trabajadores municipales de ATE Las Heras llevan a cabo medidas de fuerza reclamando seguridad e higiene para realizar sus tareas diarias. La medida de fuerza es de 72 horas ante un reclamo que se viene planteando desde el año pasado.

Comentá la nota