La ONU acusa a Israel y Hamas por "crímenes de guerra" en Gaza

La ONU acusa a Israel y Hamas por "crímenes de guerra" en Gaza
La ONU denunció que Israel y grupos palestinos cometieron crímenes de guerra y probablemente de lesa humanidad durante el reciente conflicto en la Franja de Gaza, en el que murieron unos 1400 palestinos, 800 de ellos civiles, y 13 israelíes, en su mayoría soldados.
La denuncia se desprende del informe presentado por Richard Goldstone, presidente de la misión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, encargada de investigar las violaciones ocurridas durante la ofensiva desatada entre el 27 de diciembre de 2008 al 18 de enero de 2009, en respuesta al lanzamiento de misiles desde Gaza.

"La misión concluyó que las acciones, que representan crímenes de guerra y en algunos casos posiblemente crímenes de lesa humanidad, fueron cometidas por la Fuerza de Defensa de Israel", dijo Goldstone a la prensa tras presenatar el informe en Nueva York.

Goldstone, un reconocido jursita sudafricano, dijo que "hay también evidencias que indican que grupos armados palestinos provocaron esa misma acción y posiblemente crímenes de lesa humanidad, al disparar cohetes hacia el sur de Israel".

"Las operaciones militares en Gaza fueron dirigidas por Israel al pueblo de Gaza en conjunto, siguiendo una política de castigar a la población de Gaza, y en una deliberada política de fuerza desproporcionada dirigida a la población civil", indicó el informe de casi 600 páginas.

Israel "no tomó las precauciones necesarias requeridas por el derecho internacional para limitar las pérdidas de vidas humanas, las heridas ocasionadas a los civiles y los daños materiales", agregó.

El reporte consideró que el disparo de obuses con fósforo blanco y la utilización de artillería altamente explosiva eran "violaciones a la ley humanitaria".

"Hubo numerosas instancias de ataques deliberados contra civiles y objetivos civiles en violación del principio fundamental de la ley internacional humanitaria de distinción, lo que resultó en muertes y serias heridas", agregó.

El gobierno de Israel rechazó el informe, al que consideró "parcial", y emitió un comunicado explicando porqué el país no cooperó en la investigación.

"Su mandato fue claramente tendencioso e ignoró los miles de ataques de misiles (de militantes palestinos) de Hamas contra civiles en el sur de Israel, que hicieron necesaria la operación de Gaza", dijo el comunicado.

"El mandato de la misión y la resolución que la estableció prejuzgaron los resultados de la investigación, dieron legitimidad a la organización terrorista Hamás", agregó.

"La estrategia del Hamás, que consiste en utilizar civiles palestinos como escudos para lanzar ataques terroristas, ha sido ignorada deliberadamente", remarcó el comunicado.

Sin embargo, el informe de Naciones Unidas concluye que no hay pruebas sobre la acusación israelí de que los palestinos usaron a civiles como escudos humanos.

Goldstone, un reconocido jurista sudafricano, recomendó al Consejo de Seguridad de la ONU que pida a Israel la realización de investigaciones sobre posibles crímenes cometidos por sus fuerzas.

El reporte también dejó en claro que las autoridades palestinas deben hacer lo mismo con respecto a los crímenes perpetrados por militantes palestinos.

Si Israel o los palestinos no cumplen con el pedido, el Consejo de Seguridad debe referir la situación de Gaza al fiscal de la Corte Internacional de La Haya, indicó.

El informe, que destaca que Israel empleó una "fuerza desproporcionada", dijo además que el bloqueo israelí en Gaza, que comenzó antes del ataque, representa un "castigo colectivo" para los 1,5 millones de personas que viven en el territorio, la mayoría de los cuales dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

Comentá la nota