Acumar declaró a seis empresas matanceras como agentes contaminantes

Entre ellas se encuentran: varias curtiembres, elaboradoras de grasas, fabricas de levaduras y de bebidas, triperías, mataderos, elaboradoras de subproductos ganaderos y harinas de hueso, entre otros rubros.* La media docena de empresas contaminantes del distrito pertenecen a la localidad de Virrey del Pino.
En cumplimiento del plan ordenado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) declaró a 51 industrias como "Agentes Contaminantes", seis de ellas pertenecen a La Matanza.

Según se detalló las empresas matanceras que fueron declaradas como agentes contaminantes pertenecen a la localidad de Virrey del Pino y son; "Saf Argentina SA de levadura; "Refres Now SA de Bebidas; "Frafie SA" en el rubro Matadero; "Coto Centro Integral de Comercialización SA", Matadero y frigorífico; "Hdk SA", Subproductos ganaderos; "Cooperativa de trabajo Cootrafriya limitada"

Las restantes industrias corresponden a los municipios de; General Las Heras, Marcos Paz, Lanús, Esteban Echeverría, Avellaneda, Valentín Alsina, Cañuelas, Lomas de Zamora y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La información fue suministrada por ACUMAR a la Defensoría del Pueblo de la Nación, quien juntamente con cinco ONGs integra el Cuerpo Colegiado encargado de controlar la ejecución del Plan de Saneamiento de la Cuenca Matanza – Riachuelo. Esas 51 industrias reconocidas como "Agentes Contaminantes" son el resultado de las inspecciones efectuadas a 466 industrias entre el 27 de abril y el 16 de octubre de este año.

Las empresas deben presentar el correspondiente "Programa de Reconversión Industrial" (PRI), que analizado por la autoridad administrativa, podrá ser aprobado o rechazado.

En su sentencia, el Máximo Tribunal de Justicia reconoció que la degradación ambiental del territorio de la Cuenca Matanza-Riachuelo es consecuencia, entre otros muchos factores, de un desarrollo industrial que no tomó en cuenta los impactos de esta actividad. De esta manera, ordenó a la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo cumplir con un programa obligatorio de control de la contaminación de origen industrial que comprende las siguientes acciones:

1-Inspeccionar la totalidad de las empresas ubicadas en la Cuenca.

2-Determinar aquellas que son consideradas "Agentes Contaminantes".

3-Estos "Agentes Contaminantes" deberán presentar un "plan de tratamiento" lo que

implica proponer un plan de reconversión de industrias (PRI).

4-Este plan PRI debe ser evaluado por el Estado, aprobado, y ejecutado por las empresas.

5-Las empresas declaradas "Agentes Contaminantes", que no presentan el PRI, que este no sea aprobado, o que no cumplan con el compromiso de reconversión industrial, recibirá una orden de cesar con la contaminación y en caso de persistir deberán ser clausurados o relocalizados.

El Adjunto I a cargo de la Defensoría del Pueblo de la Nación, Anselmo Sella, destacó "es alentador que se hayan comenzado a identificar a aquellas industrias que contaminan el Riachuelo; desde la Defensoría venimos promoviendo que las industrias se reconviertan y produzcan limpio.

Se puede producir de manera sustentable y respetando el ambiente. La contaminación de la cuenca afecta a una gran cantidad de personas, muchas de ellas en especial situación de vulnerabilidad, y se agotan los tiempos. Todos tenemos derecho a un ambiente sano y las empresas deben tomar el tema con suma responsabilidad".

Sin embargo, Sella también aseguró "necesitamos redoblar esfuerzos y aumentar la cantidad de inspecciones que se realizan por día. Ya que de mantenerse el ritmo actual, la totalidad de las empresas serían inspeccionadas en un término que va mas allá de lo razonable y establecido por el Máximo Tribunal".

Como lo dispuso oportunamente la Corte Suprema, es competente para la ejecución de la sentencia, el Juzgado Federal de Quilmes a cargo del Luis Armella, quien en el último año a desarrollado una intensa actividad judicial tendiente al cumplimiento del Plan de Saneamiento ordenado por la Corte.

Como lo dispuso también el Máximo Tribunal de la Nación, el Defensor del Pueblo de la Nación, conjuntamente con el Cuerpo Colegiado, al que coordina, tiene la misión de controlar la ejecución del Plan de Saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo. Integran el mencionado Cuerpo Colegiado la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Asociación Vecinos La Boca, la Fundación Greenpeace Argentina y la Asociación Ciudadana por los Derechos Humanos.

Comentá la nota