Los "acuerdos electorales", eje de debate en otra intensa jornada de campaña

Las dos principales vertientes opositoras de la provincia de Buenos Aires cruzaron fuertes acusaciones sobre un presunto acuerdo con Néstor Kirchner, mientras que el oficialismo insistió en su estrategia de pronosticar la reunión peronista después de las elecciones.
El kirchnerismo buscó instalar la idea de una reunificación después del domingo, presumiblemente para descargar el voto opositor que acumula el Frente Unión PRO en el Acuerdo Cívico y Social, con el fin de garantizarse el primer lugar.

Ante ese escenario, el máximo referente del Pro-peronismo Francisco De Narváez buscó desligarse de Kirchner y habló en cambio de un acuerdo entre el ex presidente y Elisa Carrió.

Mientras tanto, las principales voces del Acuerdo Cívico reprodujeron ese mensaje oficialista que es funcional a su estratega de captar el voto antikirchnerista en la provincia y la propia Carrió negó un acuerdo con Kirchner en duros términos.

"Si hay un acuerdo en esta campaña, es entre Kirchner y Carrió. La vieja política se resiste al cambio que estamos representando", enfatizó De Narváez.

En declaraciones radiales, el candidato de Unión-PRO se quejó por los "elogios" del gobernador Daniel Scioli a la lista que encabeza Margarita Stolbizer.

"Se están cruzando elogios de una forma jamás vista y eso no es una circunstancia casual", advirtió De Narváez.

Otro que rechazó esa hipótesis fue el segundo del empresario, Felipe Solá, quien descartó la posibilidad de acordar con el oficialismo y dijo que esa versión, a la que calificó como "burda", fue lanzada "por el Gobierno, que está desesperado porque sabe que va a perder".

En ese marco, la líder del Acuerdo Cívico rechazó, los dichos de De Narváez en torno a un acuerdo con Kirchner, y retrucó al señalar: "Yo no negocio con el jefe de una banda de delincuentes".

"¿Me imaginan a mí acordando con Kirchner?", preguntó de manera retórica la candidata porteña, quien sostuvo que "los negocios son entre el PJ".

En ese camino, Carrió recordó que del PJ son el gobernador Daniel Scioli, Kirchner, Felipe Solá y De Narváez, y de ese modo volvió a hablar de un entendimiento entre peronistas.

En tanto, el candidato a diputado nacional por Buenos Aires del Acuerdo Ricardo Alfonsín, fue más lejos y aseguró que "ya hay conversaciones" entre el Frente para la Victoria y Unión PRO para que esos dos sectores "se unan después del 28" de este mes.

El hijo del ex presidente Alfonsín señaló que "necesitan después del 28 un justicialismo fuerte y la mejor manera es que los dos obtengan, sumados, una importante cantidad de votos".

En tanto, el gobernador Scioli insistió en la estrategia de la reunificación poselectoral y dijo que peronistas que integran Unión-PRO "van a apoyar" al kirchnerismo después de las elecciones del próximo domingo.

"Antes o después nos vamos a necesitar todos. Hay muchos que ya están hablando y nos cuentan que van a apoyar y que van a acompañar", enfatizó Scioli.

En ese sentido, el mandatario provincial volvió a expresar el "enorme respeto" que tiene por el Acuerdo Cívico y Social, que integra la UCR.

Según dijo, la lista que encabeza Margarita Stolbizer tiene "gran presencia institucional" y vaticinó que "en el futuro va a haber dos grandes espacios", en referencia a las fuerzas políticas que lideran el PJ y la UCR.

Comentá la nota