Sin acuerdos, los docentes vuelven mañana a dictar clases

En una asamblea que por su desarrollo pareció quedar partida, los docentes autoconvocados no lograron ponerse de acuerdo en si levantaban o profundizaban las medidas de fuerza iniciadas por lo cual se suspendió el paro y los docentes volverán a las aulas al menos durante esta primera semana.
El destino de la Asamblea Provincial Docente, órgano que se instaló en el sector en 2005 tras la falta de representatividad de los gremios, podría decidirse el próximo sábado en una reunión que se realizará en la escuela Jacoba Saravia.

Algunos medios indicaban que se harán dos asambleas, una en la Jacoba y otra el Colegio 11 de Septiembre. De quedar asambleas divididas y paralelas, como lo señalaron algunos educadores, el gobernador Juan Manuel Urtubey habrá logrado en menos de un año lo que intentó su antecesor Juan Carlos Romero en más de dos: que la Asamblea desaparezca como órgano legítimo. Sin dudas, un cambio.

El viernes el gobernador Urtubey salió a anunciar que se pagaría a los docentes un incremento en negro de $100 por única vez, el adelante del medio aguinaldo al 12 de diciembre, y la devolución de los descuentos de días de paro a condición que los docentes presenten la recuperación pedagógica. El dinero que Urtubey aseguraba no tener apareció.

Previendo este argumento el gobernador aclaró que la oferta fue posible por el aporte realizado desde la Nación para todos los docentes salteños. El viernes los manifestantes que se encontraban en las carpas mostraban desde la mañana su descontento ante los anuncios de una oferta totalmente insuficiente y se preparaban a discutir la situación en la Asamblea.

En el informe que el ministro de Educación, Leopoldo Van Cauwlaert, dio a los asambleístas, se indicaba que esos $100 eran a cuenta del "saneamiento de la grilla salarial", una propuesta sostenida por los integrantes de la Asamblea Provincial.

Al darse cita en la convocatoria los delegados hablaron, en la mayoría de los casos, del desgranamiento del paro y la posibilidad de contar con una medida sin demasiada contundencia durante la semana entrante.

Quienes se oponían a levantar las medidas, por su parte, pedían seguir con el paro durante 24 o 48 horas, solicitar que el dinero pase al básico, y esperar una nueva contrapropuesta del Gobierno.

Hasta allí no hubo problemas. Todo se distorsionó al momento de la votación cuando las autoridades de la Asamblea y los votantes no lograban ponerse de acuerdo con los números que decían que sí a la continuidad del paro, o se definían por levantar la medida de fuerza.

Hubo tres votaciones y en una de ellas, para realizar el conteo, se decidió poner a los que querían seguir con el paro en un aula y contar a los demás afuera.

De más está decir las sospechas que esta metodología despertó luego de que se saliera a decir que había ganado la moción de levantar las medidas. Después, cerca de las 3 de ayer, los docentes que mantenían las carpas en la Plaza 9 de Julio levantaron el acampe. Mientras, ayer el vocero de la Asamblea, Víctor Gamboa, "No gana Urtubey. El tiempo lo va a decir".

Gremios negocian

Mientras los docentes autoconvocados se peleaban en la Asamblea, el Frente Intergremial, compuesto por los referentes de ATE, ADP, AMET, UPCN y SADOP, salieron a informar que en esta semana se reunirán con las autoridades ministeriales para acordar las pautas de trabajo a fin de acordar los acuerdos salariales que se otorgarán al sector a partir del primero de enero.

En un primer comunicado que salió el viernes, el Frente sostuvo que el anuncio de Urtubey "vino a responder, si bien es cierto no es lo óptimo, la solicitud de un gesto por parte del Gobierno para tener la posibilidad de continuar trabajando sobre el anuncio".

Comentá la nota