Acuerdo por el trigo entrerriano

Acuerdo por el trigo entrerriano
"La Sociedad Rural y CRA juegan a desgastar al Gobierno en el largo plazo. A ellos no se les va a fundir ningún productor, mientras que a nosotros sí. Por eso estamos dispuestos a negociar", le dijo a Página/12 un alto dirigente de la Federación Agraria.
El trigo entrerriano representa más de una espina para la Mesa de Enlace. La Federación Agraria de Paraná, que conduce Alfredo Bell, envió al Ministerio de Agricultura una lista de 500 productores que comenzarán a recibir el precio pleno del trigo (FAS Teórico, que es el precio internacional, menos las retenciones y otros costos de la operación). El listado contempla 75.000 toneladas, de un total de 240.000 que fue lo acordado el pasado 30 de diciembre entre los productores entrerrianos, la cadena de comercialización y el Ejecutivo. La Mesa de Enlace cuestionó este acuerdo parcial, por eso convocó para el martes 12 de enero a una asamblea en Capital Federal. Desde la Federación Agraria aseguran que ésta fue una jugada de Alfredo De Angeli, presidente de FAA de Entre Ríos, contra la Mesa de Enlace por no haber sido parte del acto en el Rosedal, realizado el pasado 10 de diciembre.

"La Sociedad Rural y CRA juegan a desgastar al Gobierno en el largo plazo. A ellos no se les va a fundir ningún productor, mientras que a nosotros sí. Por eso estamos dispuestos a negociar", le dijo un alto dirigente de la Federación Agraria a Página/12.

Las aguas parecen estar movidas dentro de la Mesa de Enlace, aunque sus dirigentes quieran cuidar las formas. Ante cierta indiferencia por parte de los dirigentes de mayor peso dentro de las entidades agropecuarias, De Angeli se cortó solo y entabló una negociación con Julián Domínguez. En noviembre, el federado firmó un acta junto al funcionario y el presidente de Cooperativas Agropecuarias Federadas de Entre Ríos (Cafer), Enzo Cardoza, y el secretario de la Producción de la provincia, Roberto Shunk. Un mes después, quedó cerrado el acuerdo.

La Federación Agraria de Entre Ríos acordó que los pequeños y medianos productores vendan en los próximos meses 240.000 toneladas de trigo a molineros y exportadores, a precio pleno. "Ya enviamos un listado de productores con una oferta de 75.000 toneladas. La provincia tuvo una cosecha de 1,2 millón de toneladas, muy por encima del promedio habitual. Nosotros necesitamos vender todo el trigo junto, ya que tuvimos dos cosechas previas muy malas. Nuestras urgencias hicieron que nos movilizáramos antes (que la Mesa de Enlace)", afirmó a Página/12 Alfredo Bell, titular de FAA Paraná. El federado se mostró confiado en que día a día el listado irá aumentando y se cumplirá con el cupo acordado.

Sin embargo, no todos los entrerrianos federados están de acuerdo con la medida ni con el acuerdo impulsado por De Angeli. "Es un acuerdo dudoso. Si el Gobierno quisiera resolver este tema, prepararía un acuerdo global sobre el trigo. No estoy de acuerdo con este tipo de actitudes. De Angeli necesita figurar en algo y firmó cualquier cosa", indicó a este diario Juan Ferrari, dirigente federado de Gualeguaychú, enemistado con el titular de la filial provincial.

Por otro lado, las diferentes sociedades rurales de Entre Ríos –que pertenecen a CRA– se reunirán hoy para evaluar el acuerdo con el Ejecutivo.

–¿Recibieron críticas de Mario Llambías, presidente de CRA, por el acuerdo provincial? –preguntó este diario a Javier Menchiori, titular de la Sociedad Rural de Gualeguaychú.

–Mañana (por hoy) evaluaremos el escenario. Lo que está haciendo el Gobierno con la intervención es terrible, pero hay que solucionar este tema de manera urgente, porque en la provincia hay mucho trigo por vender y muchas necesidades económicas –respondió Menchiori.

Lo que no quieren admitir los productores es que la estrategia de buscar soluciones concretas a problemas puntuales resulta más efectiva que canalizar todo a través de la Mesa de Enlace. De Angeli lo comprendió y no tuvo inconveniente en ofrecerle al Ejecutivo "la primera victoria del Gobierno por sobre el campo", según reconoció un ruralista de la Mesa de Enlace a este diario. "Domínguez quiere arreglar las cosas, y tiene buena medida de los problemas de los pequeños y medianos productores. Si es vivo, llamará a la Mesa de Enlace para reunirse en su despacho en vez de ir a la asamblea del martes. Y si no va, estaremos forzados a tomar una medida de fuerza", afirmó a este diario un dirigente de la conducción nacional de la Federación Agraria.

El martes pasado, la Mesa de Enlace decidió postergar una medida de fuerza –por falta de apoyo de las bases y diferencias internas– y realizar una asamblea en el Teatro Broadway de la Capital, con la presencia estimada de 400 productores trigueros. Los ruralistas cursaron la invitación al ministro Domínguez. El funcionario todavía no decidió cuál será su respuesta. A partir del conflictivo clima político que se abrió con el atrincheramiento de Martín Redrado en el Banco Central, en el ministerio creen que Domínguez no podrá obviar esta situación a la hora de decidir sus próximos pasos.

Comentá la nota