Acuerdo de los profesionales de la Salud con el Gobierno

Acuerdo de los profesionales de la Salud con el Gobierno
Pactaron un alza de 260 pesos en blanco, más adicionales por actividad crítica y semi crítica y un 10% por especialidad. Hoy, la paritaria de judiciales.
Los profesionales de la Salud, más de 4.000 en toda la provincia, llegaron anoche a un acuerdo salarial con el Gobierno.

Según el acta firmada, entre los paritarios del gremio y los funcionarios de los ministerios de Salud, Desarrollo Humano, Gobierno y Hacienda, el incremento, retroactivo a abril, será de 260 pesos remunerativos, además de un 25 por ciento por actividad crítica para los profesionales de servicios de cirugía, atención de agudos, anestesistas, guardias y Servicio Coordinado de Emergencia, y de un 15 por ciento de actividad semi crítica para el resto de los profesionales.

A ello se suma un 10 por ciento por especialidad, que en el caso de los jefes de servicio será del 20 por ciento, también remunerativos. Pero además deberá agregarse un adicional a determinar por zona de desastre y por zona de promoción, con un 50 a 200 por ciento de aumento en el básico.

En el caso de los contratados se realizará hoy una nueva reunión, solicitándose para todos un incremento de 180 pesos. También se estableció que en 90 días se terminará con el proyecto de productividad, que también será remunerativo.

"Creo que nos hemos mantenido en nuestra posición con firmeza y hemos mantenido nuestro salario en blanco. De esta forma se cumple con el principio que habíamos establecido en 2006", sostuvo anoche la secretaria general de Ampros, Isabel del Pópolo.

Por su parte, Rubén Boris, jefe de gabinete del Ministerio de Gobierno, indicó que el acuerdo es importante por la situación de conflicto que se había vivido con el sector.

El acuerdo se logró después de una larga jornada en la que el gremio efectuó una contrapropuesta que, poco después de las 20, el Gobierno aceptó.

Mientras tanto, el gremio judicial espera que hoy, a las 12, tanto el Gobierno como la Suprema Corte de Justicia mejoren la oferta salarial que habían efectuado en la última reunión paritaria.

Los representantes de los trabajadores insisten en la necesidad de que se mejore el ofrecimiento de 230 pesos en negro para todas las categorías y que se trate de llegar a un valor de la canasta total de consumo en forma progresiva. En caso de no llegarse a un acuerdo, el martes los judiciales se reunirán en asamblea y decidirán la continuidad del plan de lucha.

También hoy, a las 10.30, se desarrollará la paritaria del sector legislativo. En este caso, además de existir un conflicto gremial entre la Asociación de Empleados del Poder Legislativo y ATE, existen diferencias entre los trabajadores que ayer realizaron una asamblea y la dirigencia del sindicato que dirige Raquel Blas.

La postura de ATE es que no se acepte el alza en negro de 230 pesos y que se incorporen al básico. Pero ayer un grupo de empleados legislativos aceptó el aumento de 230 pesos en negro, retroactivos a marzo, y dispuso que se disponga de una cláusula de garantía para que a partir de junio o julio el monto se haga remunerativo.

Comentá la nota