Acuerdo político con bendición ministerial

Acuerdo político con bendición ministerial
Los concejales del interbloque oficialista dialogaron en Luján con el ministro de Gobierno Bonaerense Eduardo Camaño sobre la agenda de trabajo. "Invito a quienes en algún momento compitieron, a que vengan a discutir proyectos políticos", dijo el funcionario provincial.
El martes a la noche, en la Sala de Situación de la Casa Municipal, el acuerdo político que Graciela Rosso cerró con el bloque integrado por Iris Bustos, Luis Vanin y Ariel Notta, recibió la "bendición" oficial del ministro de Gobierno Bonaerense, Eduardo Camaño.

El encuentro, del que participaron otras autoridades locales, se presentó formalmente como un espacio para tratar "distintos aspectos relacionados con la actividad institucional del distrito y, fundamentalmente, definir la posible concreción de proyectos que deberán contar con el apoyo del gobierno bonaerense". Según contó Rosso a los medios "también se hablaron temas partidarios con el compañero".

La reunión contó, además, con la presencia del presidente del Concejo Deliberante, Hernán Mosca, los concejales Rubén Riccardo, Mauricio Molinero, Gustavo Sicca, Iris Bustos, Ariel Notta y Luis Vanin, y las integrantes del Ejecutivo María Ofelia Sendes (secretaria de Gobierno) y María Elba Thompson (secretaria de Legal y Técnica).

Luego del diálogo que los representantes locales mantuvieron con el funcionario provincial, se realizó una conferencia de prensa en la que se tocaron, entre otros, temas como la seguridad, la nueva conformación del Concejo Deliberante, las coparticipaciones y las medidas que desde Provincia se analiza implementar en relación al horario de los locales nocturnos y la regulación de la venta de alcohol a los menores.

"La agenda de Luján es coincidente con la de gobiernos de otras ciudades que uno recorre. Son las problemáticas de la gente y hablamos para ver cómo podemos resolverlas", dijo Camaño, aquel fugaz presidente de la Nación.

Acerca del acuerdo del Ejecutivo con los ediles del bloque "Compromiso", el ministro dijo: "Me senté en una mesa de concejales que están trabajando en un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de los vecinos de Luján. En esto no debería haber ningún tipo de diferencias. No hablamos de interbloque, sino de proyectos que nos pueden unir".

"Hay ocasiones en que se plantean diferencias que lo que hacen es afectar a la comunidad. Con esto invito no sólo a los concejales presentes, sino que digo que hay que acompañar a la intendenta porque es quien tiene la obligación de gobernar", subrayó Camaño.

Si bien se habló de temas económicos, Rosso admitió que no se dialogó específicamente sobre el presupuesto local. "En particular no lo tocamos, pero sí hablamos de la coparticipación y de los servicios y de sus altos costos. Comentamos con el ministro el impacto que tienen en nuestro presupuesto los servicios, al igual que el gasto de salud. Son temas que hay que discutir".

Camaño se quejó por aquella quita del 6,5 por ciento de la coparticipación bonaerense en 1987. "Hay que recuperar alguna vez esa economía perdida", dijo. Y afirmó que "si uno le pone un compás al Congreso y marca una circunferencia de 30 kilómetros se encontrará con 15 millones de habitantes. No es una cantidad menor".

"La intendenta hizo un pedido puntual por el tema de la coparticipación y eso lo vamos a trabajar en Provincia para ver qué tipo de colaboración se puede lograr", puntualizó.

Notta se refirió, sintéticamente, a la conformación del interbloque oficialista. "El interbloque es la ratificación de una postura política que nosotros venimos sosteniendo y que nos llevó al lugar en el que estamos hoy. Es también la ratificación de pertenencia a un proyecto político que en Buenos Aires, a través del ministro y de Daniel Scioli, tiene un correlato preciso y concreto en Luján en la intendenta Rosso".

"Todo lo que haga el interbloque estará dirigido a consolidar políticas concretas y territoriales para mejorar la calidad de vida de la gente y que se desarrollen planes de gobierno", agregó el concejal.

SOMOS TODOS COMPAÑEROS

En un marco partidario, Camaño dio su opinión sobre aquellos sectores políticos que dentro del kirchnerismo no apoyaron abiertamente a las listas oficiales en las últimas elecciones. Y que para incrementar sus apetencias personales, no dudaron en repartir boletas encabezadas por Francisco De Narváez.

Luego de sugerir "que el periodismo sólo pregunta sobre temas partidarios a nuestro partido, pero no a otros", atendió a la consulta. "Uno puede diferenciarse antes de la elección, pero lo que no puede es trabajar al revés. Lo que quiero decir es que acá hay una intendenta y todos deben trabajar para que cumpla con su mandato. Es lo lógico que debe ocurrir", dijo Camaño.

"Lo contrario –agregó- sería intentar sacar del poder a quien el pueblo eligió. Los que defendemos la democracia y sufrimos la persecución respetamos los resultados electorales. La que está a mi izquierda (por Rosso) fue elegida por el pueblo de Luján para gobernar".

"Los que participaron en otros sectores tienen que consensuar con quien conduce los destinos de Luján y sentarse a trabajar juntos. Hay tanto tiempo para discutir cuáles son las posturas personales de cada uno. Hay dos años por delante para hacer lo contrario", dijo el funcionario.

"Si no fuera así, sería una irresponsabilidad muy grande. Y hablo de responsabilidad, que es para gobernar y ayudar a gobernar. Algunos desde afuera creen que gobernar es fácil, pero cuando uno está adentro la historia es distinta. Por eso invito a quienes en algún momento compitieron, a que vengan a discutir proyectos políticos, olvidando el sector al que pertenecen", planteó Camaño, en ese momento un tanto apurado por dirigirse a la cena que "los compañeros" le organizaron en el Club Atlanta.

Larga espera

Mientras Camaño dialogaba con Rosso, concejales y funcionarios, no sólo los medios de prensa aguardaron en el hall de la Casa Municipal durante una hora y media.

También esperaba por Camaño y Rosso el flamante director de Planificación, Nicolás Caloni; el director de Asuntos Legales, Ariel Gianzone; el ex director de Derechos Humanos en la gestión de Miguel Prince, Santiago Lazzarini, y uno de los jóvenes que en esa misma época trabajaba en la Casa de la Juventud, Santiago Moroni, entre otros.

Comentá la nota