Acuerdo en la ONU para limitar a los militares estadounidenses

Las Naciones Unidas y EE.UU.firmaron ayer un acuerdo para la coordinación de las ayudas a la población de Haití víctimas del terremoto del martes 12 de enero. En el documento se deja en claro que las tropas estadounidenses tendrán como única función la ayuda huminataria mientras que la seguridad del país caribeño sigue en manos de las tropas de la ONU y del gobierno haitiano.
La embajadora norteamericana en el Palacio de Cristal, Susan Rice, dijo que el documento "formaliza las relaciones que EE.UU. y Naciones Unidas tienen en el lugar y asegura que esta colaboración continúe".

Días atrás, en Haití y en el Palacio de Cristal, habían surgido tensiones entre militares norteamericanos y funcionarios de la organización internacional sobre operaciones de socorro a menudo desorganizadas y sin líneas precisas. Según dijo el jefe de la MINUSTAH, Edmond Mulet, a través de videoconferencia, el texto deja en claro que el gobierno haitiano es quien tiene la primera palabra ante la ayuda humanitaria, y que "EE.UU. está comprometido con el gobierno en todas las operaciones". El acuerdo viene precedido por las críticas lanzadas por varios países como Cuba, Venezuela, Bolivia o Francia -que luego rebajó el tono de sus críticas-, de que las tropas militares estadounidenses estaban ocupando el país, en vez de Naciones Unidas.

Comentá la nota