Acuerdo a medias por comedores escolares

Suspendieron la movilización que tenían prevista para protestar por los casi 200 millones que la Provincia les adeuda y se reunieron a conciliar a pedido del titular de Desarrollo Social. Llegaron a un acuerdo a medias

Suspendieron la movilización que tenían prevista para protestar por los casi 200 millones que la Provincia les adeuda y se reunieron a conciliar a pedido del titular de Desarrollo Social. Llegaron a un acuerdo a medias

Alrededor de 40 delegados de la Asociación Bonaerense de Prestadores de Servicios a Comedores Escolares y Afines se congregaron en la tarde de ayer en el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y mantuvieron una reunión con el titular de la cartera, Daniel Arroyo.

El funcionario los citó para conciliar al conocer su voluntad de movilizarse hacia la sede del Ministerio reiterando su reclamo por 2 meses de cobro que la Provincia les adeuda a los proveedores de los 134 distritos. Y la respuesta que obtuvieron los satisfizo a medias: “No hay fondos disponibles para saldar la totalidad de la deuda”, les dijo Arroyo, que sólo pudo comprometerse a cumplir con lo correspondiente al mes de octubre antes del 19 de diciembre.

Los proveedores habían ido solicitando que se “normalice” el pago de sus servicios, advirtiendo que de no solucionarse la situación recaería en los sectores que más necesitan. La deuda total con los comedores asciende a 180 millones de pesos: 90 millones por cada mes de atraso.

Los delegados, provenientes de las localidades de Quilmes, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Tigre, 3 de Febrero, y demás distritos de la provincia de Buenos Aires, explicaron a Hoy que “todos los años pasa lo mismo, a fin de año se atrasan los pagos de octubre y noviembre, y si en diciembre no cobramos hasta marzo no tenemos recursos”.

La situación se volvió tan crítica en los últimos días que varios proveedores debieron suspender las compras, lo que se tradujo en reducir los servicios de los comedores.

En cada distrito las deudas son disímiles, “a algunos municipios, como Quilmes, se les adeuda presupuesto desde 2007” apuntaron los proveedores de servicios a comedores escolares. “Y si esto no se soluciona peligran los comedores de verano” advirtieron.

Los valores que manejan los proveedores de comedores escolares provinciales parecieran salidos de la ficción.

Lo que llaman “desayuno-merienda completa” (DMC) es un paquete que se compone de leche, azúcar, cacao, sandwich de jamón y queso, una factura, alfajor, pasta frola, entre otrosproductos. El presupuesto que se le destina es de 70 centavos, a los que deben restarles los impuestos. “Es casi imposible hacer algo con esa plata, y encima no nos pagan” se quejaban ayer los proveedores.

En el caso de lo destinado para el servicio de comedor, el presupuesto para almuerzo y postre -milanesa con puré y de postre gelatina, fruta o flan, por ejemplo- es de 2 pesos, menos los respectivos impuestos. El presupuesto de los comedores se actualizó este año, no así el de DMC que no se modifica desde hace 3 años.

La Asociación de Comedores Escolares y Afines se formó hace poco más de un año, y nuclea a todos los distritos que reciben subsidios provinciales para atender las necesidades alimenticias de más de dos millones de niños carenciados de la provincia de Buenos Aires.

Comentá la nota