“Un acuerdo con el kirchnerismo no fortalece, para nada, al PJ cordobés”

El actual secretario de Ambiente de la provincia destacó el consenso alcanzado en el PJ para prorrogar los mandatos y fue crítico del oficialismo partidario en la ciudad
El secretario de Ambiente de la provincia, Raúl Costa, participó el pasado sábado del Congreso provincial del PJ, en donde se prorrogaron los mandatos de las actuales autoridades en todos los niveles y se dejó abierta la puerta para la realización de internas partidarias y electivas para los primeros meses de año que viene.

El dirigente, que integra como congresal el órgano de gobierno del partido Justicialista en la provincia, no descartó presentarse junto a su grupo para enfrentar al actual oficialismo partidario en la ciudad, aunque lo supeditó a un debate interno en su sector y al momento político que se atraviese en la provincia de cara al año que viene.

Entre las definiciones más tajantes, Costa considero que en el presente un acuerdo con el kirchnerismo en la provincia “no fortalece al peronismo” cordobés.

De cara a las críticas que recibe por su estrecho vínculo con la Democracia Cristiana, partido del cual fue candidato a intendente en los últimos comicios locales y al cual representan los concejales de su sector, aseguró que no recibió planteos en el último Congreso y aprovechó la oportunidad para cargar contra el oficialismo partidario en Villa María, al destacar la ausencia total de dirigentes de este sector político, encabezado por Eduardo Accastello.

Consenso partidario y la

autoexclusión de De la Sota

- ¿Qué considera como lo más saliente del reciente Congreso Provincial del PJ?

- En la unanimidad para prorrogar los mandatos de las actuales autoridades partidarias, que vencían el pasado domingo 30 de noviembre y pasar todo lo que corresponda a internas para cargos partidarios o electivos para el año que viene.

Destaco una vez más el consenso alcanzado, no hubo ninguna voz discordante, inclusive la propia Olga Riutort participó de las deliberaciones y también coincidió con el planteo.

- José Manuel de la Sota se autoexcluyó de la conducción partidaria y de la posibilidad de ocupar una candidatura para las legislativas del año próximo, ¿esto lo sorprendió?

- A mí no me sorprendió la decisión de De la Sota ya que en los días previos ya se venía manejando que iba a ser por ese lado. Fue muy claro, envió una carta autoexcluyéndose de cualquier tipo de postulación para el año que viene y también del armado de las listas, con lo cual sigue manteniendo lo que dijo siempre, que cuando el peronismo está en el gobierno, quien lo ejerce tiene que ser también quien conduce las candidaturas en el partido y en función de eso es que ahora seguramente será Juan Schiaretti quien tenga la última palabra sobre el armado de las listas.

- ¿Qué dirigente se le presenta como potable en el PJ provincial para enfrentar a Luis Juez en el 2009?

- Potables seguramente hay muchos, de ahí a que se me ocurra alguno en particular, la verdad, no lo he pensado. Hay legisladores, intendentes, ministros, pero esto se verá con el correr de los meses, pero tampoco descartemos la realización de internas, más allá de que se esté hablando de que lo ideal y aconsejable es buscar el consenso, pero es muy probable que este consenso no llegue y por lo tanto las candidaturas se diriman por internas, las cuales se podrían dirimir allá o por marzo o abril del año que viene.

Crítico con el kirchnerismo y el oficialismo partidario

- ¿Es de los dirigentes que considera que un acuerdo con el kirchnerismo en la provincia fortalece o cree que el PJ deberá hacerse fuerte con sus propias filas de cara al 2009?

- Hoy, como están dadas las cosas, creo que los acuerdos con el kirchnerismo no fortalecen para nada al peronismo en la provincia. La realidad indica que el kirchnerismo está en baja en la consideración pública y entonces electoralmente eso no fortalece para nada, pero reitero que falta mucho tiempo, inclusive para la interna si es que se realiza y varios meses más para las elecciones generales, por lo tanto habrá que ver cómo se van desarrollando los hechos.

Una cosa es la foto que se pueda tomar hoy y otra cosa cómo puede estar el panorama en abril del año próximo.

- ¿Ha recibido planteos dentro del PJ por su cercanía con la estructura de la Democracia Cristiana?

- No, para nada, ningún planteo. Por otra parte yo me pregunto, quién está más cerca del partido, el que va a todos los congresos, como voy yo, Ricardo Pereyra o Rosa Cámpora o el accastellismo que brilla por su ausencia en los congresos partidarios.

No me preocupa para nada si hay algún comentario sobre el particular, de todas maneras en ningún momento del último congreso nadie lo planteó y sólo me pregunto por qué el consejo de Circuito de Villa María brilla por su ausencia, no sólo en este congreso sino en el anterior había tenido una escasísima participación. Por lo tanto quién tiene más pertenencia al peronismo o quién está dentro de la estructura del PJ cordobés, los que vamos siempre o los que no van.

Nosotros estuvimos el sábado donde teníamos que estar, donde pertenecemos, que es dentro del peronismo de Córdoba, los que no estuvieron sería bueno que dijeran por qué no lo hicieron.

La posible pelea del 2009

- ¿Si en el 2009 se abre el proceso interno para renovar autoridades en todos los niveles, se presentará para discutir el circuito Villa María?

- Es muy probable, vamos a ver cómo se van desarrollando las cosas en el plano provincial, pero es muy probable que a nivel circuito nosotros queramos tener una interna que no tuvimos en su momento y lo logremos ahora.

De todas maneras esto no es una decisión que la pueda tomar de manera personal, mucho menos a través de un reportaje, esto será materia de discusión y análisis con todos los compañeros.

- ¿Considera que llegado ese caso podrá tener autonomía para dar la discusión desde Villa María o cree que la situación provincial también influirá, en el sentido de mediar algún pedido para que en la ciudad no hubiese internas?

- Las dos cosas pueden ocurrir, pero en el presente es aventurado definirse por una u otra. Si nosotros estimamos que sí o sí debemos tener la posibilidad de una interna, lo vamos a plantear con toda la fuerza como lo hicimos en el año 2007, cuando llevamos 2.500 firmas en original y certificadas por escribano al seno del partido, de esto no cabe ninguna duda.

Comentá la nota