El acuerdo por el hotel del Abasto desató una polémica

La oposición cuestionó el emprendimiento por el que la Provincia devolverá U$S 9 millones. El oficialismo defendió la inversión. Ricardo Bussi dijo que en el Caribe venden más baratos complejos más lujosos.
"Si esto vale U$S 38 millones, Tucumán es muy caro o el resto del mundo es muy barato", bramó ayer Ricardo Bussi, al fundamentar su rechazo al aval para el convenio entre el Gobierno con la empresa Abasto Tucumano SA para construir un hotel cinco estrellas en el ex mercado de la Ciudadela.

Pero el oficialismo se impuso y la Legislatura convalidó el acuerdo, por el cual el Estado devolverá U$S 9 millones (en certificados de crédito fiscal transferibles) al inversor que levantará un hotel de 108 habitaciones, sala de convenciones, de juegos de azar, de cines, de teatro y locales comerciales.

Los alperovichistas abrieron el debate justificando la operación. "Se busca estimular la actividad turística para posicionar a Tucumán como centro regional", afirmó Juan Siviardo Gutiérrez. "Este emprendimiento va a generar un mayor ingreso de divisas porque vendrán extranjeros. Todo está garantizado con un aval bancario en caso de incumplimiento", agregó José Alberto Cúneo Vergés.

Bussi refutó los argumentos. "La cadena Marriot gastará U$S 40 millones en un hotel pero en Cuzco (Perú), donde prevé alojar 45.000 turistas por año gracias a su régimen de promociones que tiene 30 millones de beneficiarios. El Gobierno de Taiwán mandó a su embajador en la Argentina a Uruguay para anunciar que invertirá lo mismo en un complejo en Punta del Este. Y en la Argentina, en el Tigre, se edificará el Intercontinental Nordelta Buenos Aires, con 140 habitaciones y 140 condominios y loft para la venta, pero por U$S 30 millones. En Puerto Plata, República Dominicana, ofrecen un hotel de 425 habitaciones, con playa propia, bares, restaurantes, campo de golf, cines, teatro, centro de conferencia, casino, piscinas, discoteca y 60.000 m2 de terreno a U$S 33 millones", contrastó.

"Lo de Tucumán es un escándalo que no se puede aprobar: sólo beneficiará al grupo Macro y a Jorge Brito", condenó el titular de FR.

El radical José Cano, a su turno, advirtió que el convenio lo firma Marcelo Papandrea, "quien fue asesor de la Jefatura de Gabinete nacional. Estos son negocios para amigos y socios del poder".

Esteban Jerez, en tanto, cuestionó que, mientras los inversores locales soportan la mayor presión fiscal del país, "a Brito van a darle una exención por 20 años".

Contragolpe

Los peronistas le contestaron a Bussi. "Aún recuerdo la reforma del hospital Padilla, durante la gestión de Antonio Bussi, con un obrero de carretilla y pala, aprobada por Carlos Quijano", sostuvo Raúl Hadla. Lo mismo mencionó José Teri, quien recordó denuncias penales contra Fernando Medina por beneficios a proyectos turísticos.

Bussi respondió que su padre pidió la renuncia de esos ex funcionarios. "Quijano vive de la ayuda de sus amigos hasta para comprar remedios", aseveró.

"La obra generará 500 empleos durante los 24 meses de la construcción, y 200 empleos fijos, después. Actuamos de buena fe", alegó Gregorio García Biagosch.

Alfredo Quinteros (PJ), en tanto, dijo que los que propician inversiones en el extranjero "vienen de familias que tenían su dinero en otros países", en alusión a la denuncia de las cuentas suizas de Bussi.

Comentá la nota