Sin acuerdo, gobierno y trabajadores pasaron a un cuarto intermedio

Las partes se reunieron a instancias de la convocatoria realizada por el Arzobispo de Tucumán. Se escucharon las propuestas y se estableció pasar a un cuarto intermedio para el martes a la tarde en la misma sede.
Luego de dos horas, los funcionarios del gobierno de Tucumán y los representantes de los trabajadores de la salud autoconvocados, acordaron volver a reunirse el próximo martes a las 17, también en la sede del Arzobispado, para tratar de encontrar una solución al conflicto que por reclamos salariales y laborales que se mantiene y que afecta la atención en los hospitales, y que ingresará en la decimocuarta semana.

El encuentro que fuera convocado por el Arzobispo de Tucumán, Monseñor Luis Villalba, quién actúa como mediador en el conflicto, no arrojó nuevas novedades a los ofrecimientos que viene realizando el gobierno, salvo el hecho del ofrecimiento de devolver los descuentos realizados a los salarios de los trabajadores por los días de quite de colaboración.

Al término de la reunión la representante del Hospital de Concepción, Adriana Bueno, quién actuó de vocera manifestó que "seguramente se evaluará con el resto de los autoconvocados antes de dar a conocer lo que ofreció puntualmente el gobierno. Seguramente ofreceremos otras sugerencias al gobierno y una vez que la beses acepten o no se dirá si se levantan las medidas de fuerza. Villalba y Chávez intentaron acercar posiciones, pero que los ministros llegaron a la reunión con una postura muy fime, de la que no se movieron".

Mientras tanto las medidas de fuerzas continuarán como estaban programadas, con quites de colaboración en los lugares de trabajo, asistiendo en las guardias y emergencias médicas. Para el miércoles a las 20, esta programado una nueva marcha de antorchas en la Plaza Independencia.

Desde el sector de los funcionarios, el ministro de Salud, Pablo Yadlin se limitó en señalar que la reunión fue positiva y que existe la voluntad del gobierno en avanzar en las discusiones para culminar con el conflicto de la salud.

"Se va a reconsiderar los días de descuentos por quites de colaboración y esto abrirá a la posibilidad de una tregua sin manifestaciones en los hospitales. Y a partir de esa tregua seguiremos con la discusión salarial".

La propuesta apunta a iniciar esta nueva etapa de negociación con 20 pesos de aumento en la base de cálculos, a extender la responsabilidad profesional para todos los trabajadores sin importar la carrera y categoría y estudiar la incorporación de 1.500 trabajadores a la planta permanente.

Comentá la nota