Acuerdo PJ-Giacomino por la basura puso a Juez, Mestre y Riutort del mismo lado

El ex intendente cuestionó la creación de una empresa estatal para prestar el servicio de higiene urbana y se sumó a las críticas de los concejales de la oposición. Ayer el oficialismo no logró un despacho de mayoría, pero igualmente el proyecto se trataría hoy.

El ex intendente Luis Juez, los concejales mestristas y el bloque que preside Olga Riutort coincidieron ayer en su rechazo a la creación de una empresa estatal para la prestación del servicio de recolección y tratamiento de residuos en la ciudad.

Cuando parecía que el bloque oficialista había logrado encolumnar a toda sus tropa detrás de la iniciativa oficial (incluido el díscolo Frenando Machado), el líder del Frente Cívico irrumpió en escena cuestionado la creación de la empresa Córdoba Recicla Sociedad del Estado (CRESE).

Juez dijo que «habría que agotar otro tipo de vía, otro tipo de alternativa» antes de proceder a la municipalización del servicio, suscribiendo lo plasmado por el mestrismo en el proyecto alternativo presentado la semana pasada en el Concejo Deliberante. El ex intendente -también en sintonía con el planteo radical- objetó los pliegos elaborados por el Ejecutivo municipal, por considerar que las prestaciones exigidas excedían las posibilidades económicas de la comuna. Afirmó que el gobierno municipal debería primero fijar el costo del servicio que está en condiciones de afrontar y luego convocar a un concurso abierto de precios, tal como lo estipula el proyecto radical.

Juez fue más allá y aseguró que “nunca en cuatro años encontré verdaderamente la posibilidad de que el Estado pudiera hacerse cargo de un tema tan delicado”, a la vez que cargó contra los concejales que aprobarían el proyecto: “Si ellos entienden que necesitan crear ese instrumento, sabrán cómo serán responsables ante la opinión pública”, dijo el ex intendente.

El bloque Eva Duarte, por su parte, también avaló la propuesta radical. Durante la reunión de la Comisión de Servicios Públicos para debatir la creación de CRESE realizada ayer, el bloque que lidera Olga Riutort acompañó la moción de suspender por 15 días el tratamiento de la ordenanza propuesta por el radicalismo y avaló la opción presentada por los concejales Marcelo Cossar, Olga Rista y Carla Abugauch que propone una contratación directa por un plazo no mayor a 180 días, a través de un concurso abierto de precios, para debatir una nuevo pliego de licitación en 2009.

Riutort sostuvo que era necesario contar con mayor tiempo para estudiar el proyecto oficial y también para analizar las propuestas alternativas.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos, el radicalismo no logró que se aprobara un despacho de minoría, por lo que el proyecto quedó archivado, aunque oficialmente se decidió que siguiera “en estudio”.

“Lo que se está haciendo es un atropello. El oficialismo postergó el debate porque no podía conseguir los votos para aprobar el proyecto y ahora quiere apurar la discusión”, enfatizó Marcelo Cossar, quien protagonizó un duro cruce verbal con el titular de la Comisión de Servicios Públicos, Gustavo Barrionuevo.

Los radicales devolvieron gentilezas y apoyaron el Pedido de Informes presentado por el bloque de Eva Duarte, el cual fue aprobado por la mayoría de los integrantes de la Comisión y remitido al Ejecutivo municipal, que deberá dar las explicaciones solicitadas. Sin embargo, los concejales del oficialismo no avalaron el pedido de Riutort de contar con la información solicitada antes de proceder al tratamiento del proyecto, que se concretaría hoy en una sesión especial convocada para las 15 horas.

«Nos dicen que están de acuerdo, que es correcto, pero marche preso. Con las manos de la mayoría nos corren a nosotros y a nuestros representados de la posibilidad de una discusión seria», sostuvo Riutort.

El debate

Tal como se preveía, la reunión de la Comisión de Servicios Públicos en la que se discutió la creación de una empresa estatal para la basura fue más agitada. Concejales de uno y otro lado cruzaron acusaciones. El oficialismo defendió la estatización del servicio argumentando que se trata de una herramienta que evitará que el municipio sea “presionado por las corporaciones empresarias y gremiales”.

“Todavía no sabemos si la Municipalidad deberá hacerse cargo de todo el servicio o una parte, pero es importante que contemos con una herramienta que le permita al Estado intervenir en caso de que sea necesario”, sostuvo la concejala Graciela Treber.

Aun cuando no se logró emitir un despacho de mayoría, la creación de CRESE se tratará hoy en la sesión especial convocada por el Concejo Deliberante. El apoyo del bloque de Unión Por Córdoba al proyecto estaría confirmado (fueron incorporadas la mayoría de las modificaciones propuestas), al igual que el ex olguista Fernando Masucci, y el de los dos radicales díscolos, Guillermo Farías y Eduardo Conrad.

Sin embargo, cuando parecía que todo estaba encaminado, las declaraciones de Juez cuestionando la municipalización del servicio provocaron que al menos tres de los concejales oficialistas, que en un principio habían comprometido su voto positivo, pusieran reparos a la iniciativa. A última hora de anoche, seguían las negociaciones para tratar de volver a encausar el apoyo del oficialismo al proyecto que, de no aprobarse hoy, el futuro del servicio de recolección de basura volvería a ingresar en un terreno incierto.

La incógnita terminará de revelarse hoy cuando se reúna el bloque del Frente Cívico, encuentro que se realizará a las 9 horas.

Comentá la nota